MENU
mercado

2008: Cuando “La avaricia rompió el saco”

17 septiembre, 2018 • Mercados

José A. Montenegro

Economista y Periodista

El sábado 15 de septiembre, se cumplieron diez años desde que Lehman Brothers entró en bancarrota; la llamada crisis de las hipotecas subprime se hizo viral; y entramos de lleno en la mayor crisis financiera y económica global desde la Gran Depresión de 1929. Una crisis cuya gravedad no puede exagerarse. Fue un momento de absoluto peligro para el “status quo” financiero mundial, que solo la rapidez con la que actuó la Federal Reserve y los gobiernos de Bush, -en sus últimos dos meses-, y de Obama después, consiguieron detener, haciendo que estas bolsas en Marzo de 2009  ya empezasen a subir, descontando que el peligro límite había quedado atrás.

Lo que pasó entonces es que la falta de regulaciones y de adecuada supervisión  del sistema, dejaron que creciera un monstruo. Y ciertamente que “la avaricia rompiese el saco”. El monstruo fue la securitización de las hipotecas subprime. Simplificando, la alegre situación en la que los bancos concedían hipotecas a tutiplén sin hacer el oportuno estudio de riesgo, porque sencillamente, una vez  concedidas, se desprendían de ellas vendiéndolas a otras instituciones que las convertían en bonos, mezclando sofisticadamente riesgos mejores y peores, que vendían a su vez a instituciones de todo el mundo con calificación triple A.

¿Por qué se pudo llegar a una situación obviamente tan temeraria?, pues sencillamente porque había mucha gente ganando mucho dinero fácil en el proceso, y el sistema sin control suficiente se lo permitió. Pero cuando llegó la crisis, los que pagamos los platos rotos, los que tuvimos que salir a rescatar al sistema fuimos los contribuyentes de este país. Injusta situación.

Lo anterior lleva a muchas reflexiones, pero una es muy obvia: si no queremos que se repita otra crisis similar, es fundamental tener a las instituciones financieras suficientemente reguladas. Las instituciones financieras estadounidenses, están hoy en uno de sus mejores momentos de salud, saneadas gracias a los requerimientos de capital y control, que se impusieron después de la crisis. Pero curiosamente esas instituciones, olvidadas ya del 2008, llevan meses abogando por echar abajo todo tipo de regulaciones. Puede que haga falta una revisión de las mismas, -eso no lo dudo-, pero  no se debe volver a la situación en la que estábamos una década atrás. Porque si lo hacemos volveremos a estar en un escenario temerario, en el que el sentido común puede perderse progresivamente sin que nadie lo evite, y entonces tendremos de nuevo los factores necesarios para que  “la avaricia vuelva a romper el saco”. Y eso, como que no. Feliz Semana.  

El autor es Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com, 

Director y presentador del programa GloboEconomía de CNN.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed