MENU
finanzas

Banca de personas impulsa el financiamiento

3 septiembre, 2018 • Finanzas

La banca de personas ha sido el gran propulsor del crédito doméstico en Panamá, según revelan cifras del Sistema Bancario, a la mitad del año 2018 y a pesar de la baja en la economía nacional.

Según el reporte presentado por la Superintendencia de Bancos de Panamá, el crédito doméstico al sector privado aumentó en 5.4%, si se compara con similar período del año anterior.

Los sectores que impulsan este mayor crecimiento en valor absoluto están asociados a los productos de banca de personas, especialmente en los sectores hipotecario 6.7% y de préstamos personales 9.3%, señala el documento.

El financiamiento en distintos subsectores, como: acero y materiales de construcción, alimentos, bebidas y tabaco y la producción y generación de electricidad, sustenta el crecimiento en el sector industrial.

De acuerdo al análisis de la actividad para el mes de junio, el sector industrial aportó al aumento de los créditos privados US$666 millones, si se compara con igual período del año pasado, lo que lo coloca como la tercera actividad con mayor aporte dentro del crédito al sector privado.

Por su lado, el crédito hipotecario residencial continúa siendo uno de los financiamientos que mantienen una demanda creciente. Para el cierre de junio, este financiamiento alcanzó un crecimiento de 6.7%. Para el primer semestre, el saldo de los créditos hipotecarios concedidos totalizó US$16,465 millones, registrando una expansión de US$1,035 millones con respecto al mismo período del año pasado.

En tanto, a nivel regional un informe de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN) a marzo de 2018, indica que el sistema bancario de América Latina exhibió un crecimiento del 4.21% de sus activos medidos en dólares de Estados Unidos. Las utilidades mostraron un crecimiento de dos dígitos y los depósitos se mantuvieron estables en términos nominales.

Durante este período la actividad crediticia mostró una ligera recuperación de su dinámica de crecimiento. Sin ser una recuperación vigorosa, es mejor que lo que se mostró como  efectos de la desaceleración económica de la región en el período 2015 2016 (‐0.9%, ‐1%).Pese a que el crecimiento positivo ha vuelto a la región (1.8%, ‐2%), éste dista de ser dinámico. 

Según en el informe el crecimiento económico del mediano plazo estará en tasas promedio históricas de la región del orden de 2%. Con esto, la actividad económica distará de las necesidades de disminución de la pobreza. Por supuesto, el sector financiero y en especial el sector bancario regional no son ajenos a esta realidad. Esto seguramente puede repercutir en la dinámica crediticia. Además, las condiciones financieras externas están lejos de ser estables para América Latina. La elevación de tasas de interés en Estados Unidos, Reino Unido podrían marcar un ciclo económico contraccionista en dichos países. Esto sumado a las tensiones comerciales, la volatilidad en los precios de los principales activos financieros del mundo y el aplanamiento de las curvas de rendimientos de los bonos soberanos, tendrían consecuencias adversas para la las exportaciones, la inversión extranjera directa y las fuentes de financiamiento. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed