MENU
legal

Cláusulas abusivas en los contratos

20 noviembre, 2017 • Legal y Tributario

Mayra Rodríguez

Consultora

En todo momento, como consumidores, clientes o proveedores podemos estar ante la formalidad de un contrato, cuyos objetivos pueden ser diversos, sin embargo, por desconocimiento podríamos encontrarnos con las llamadas cláusulas abusivas, las cuales son en general descubiertas cuando nos encontramos ante posibles incumplimientos de las partes.

Las cláusulas abusivas son aquellas que van en contra de las exigencias de la buena fe, en detrimento de un consumidor, creando un desequilibrio importante e injustificado de las obligaciones contractuales y puede o no tener el carácter de condición general, ya que también puede darse en contratos privados cuando no exista negociación individual de sus cláusulas, en ocasiones en contratos de adhesión.

Podemos estar ante una situación de cláusula abusiva cuando se observa una situación de incertidumbre, indefensión o desventaja en el usuario e inclusive un consumidor.   Es evidente que estamos ante una cláusula abusiva cuando se amplían de forma desigual los derechos de una de las partes, puede ser el de un proveedor o el de un consumidor o usuario.

No obstante, es preciso tener en cuenta el resultado práctico y objetivo que se persigue con su incorporación al contrato, es importante mencionar que de suerte si el resultado social va en contra de la buena fe, puede producir un desequilibrio injustificado entre los derechos y obligaciones de las partes y debe ser calificada como abusiva y carente de efectos jurídicos.

Según lo anterior, el uso de la cláusulas abusivas puede originar problemas como la alteración del equilibrio del poder de negociación entre las partes y la limitación de poder negociar de buena fe.  Es conocido que, más allá de las obligaciones derivadas de un contrato y de la ley, toda persona está sometida a un régimen especial de obligaciones que emanan del principio de la buena fe objetiva y de los fines a que este se orienta, las cuales están relacionadas con la lealtad, información, eficacia y prudencia

El Decreto No.43 de junio de 2009, en su artículo 47  establece la nulidad absoluta de cláusulas abusivas en los contratos de adhesión, por lo que enumero algunos de los temas más relevantes en dicha norma:

Confieran al proveedor el derecho exclusivo de interpretar el significado, alcance y cumplimiento de las cláusulas contractuales y de las prestaciones respectivas.

•Otorguen al proveedor la facultad de modificar unilateralmente el contrato, excepto en aquellos casos en que la Autoridad lo determine conforme pautas y criterios objetivos.

•Autoricen al proveedor a rescindir sin causa el contrato, sin que medie incumplimiento del consumidor.

•Supediten la entrada en vigencia del contrato a un acto unilateral de aceptación por el proveedor mientras que la voluntad del consumidor haya quedado irrevocablemente expresada con anterioridad, salvo cuando se encuentre autorizado por normas legales especiales.

•Impongan al consumidor cualquier limitación en el ejercicio de acciones judiciales u otros recursos, o de cualquier manera condicionen el ejercicio de sus derechos, especialmente cuando:

•Se disponga que las acciones judiciales puedan entablarse en jurisdicción distinta del lugar del domicilio del consumidor al tiempo de la celebración del contrato, excepto cuando se disponga que la acción se entable en el lugar del domicilio real del consumidor al tiempo en que aquélla se inicie.

•Se limiten los medios de prueba o se imponga la carga probatoria al consumidor, salvo revisión en contrario autorizada por normas legales especiales.

•Se limite la facultad del consumidor de oponer excepciones, recusaciones u otros recursos.

•Faculten al proveedor a suministrar otros productos o servicios no incluidos en el contrato, sin la previa y expresa aceptación por el consumidor y/o imponiéndole un plazo para comunicar que no los acepta.

La violación del principio de buena fe objetiva no solo se presenta por la inclusión de cláusulas abusivas como las comentadas, sino también por el hecho de que, en la generalidad de los casos, los  modelos de contratos que se utilizan para instrumentar una negociación formal son muy ambiguos en su contenido. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed