MENU
a fondo2

Desarrollo sostenible, inclusión e igualdad las claves de América Latina

17 septiembre, 2018 • A Fondo

Generar un desarrollo sostenible, reduciendo la desigualdad y fomentando la inclusión son los principales retos y desafíos que los países de América Latina deben asumir para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Con esta premisa como tarea, más de 200 expertos en desarrollo sostenible a nivel global y regional y autoridades de países de América Latina y el Caribe incluso vicepresidentes y ministros de Estado debatieron sobre nuevas maneras de conciliar lo social, económico y ambiental para reducir las desigualdades. El encuentro se da bajo la organización del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El X Foro Ministerial para el Desarrollo en América Latina y el Caribe se realizó bajo el  título “Alianzas para la reducción de desigualdades estructurales en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El evento fue inaugurado por el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, quien dijo que todos los países tenemos en común el compromiso de avanzar en los ODS.

“Panamá asumió un compromiso serio y tiene un marco legal para el desarrollo social”, sostuvo el mandatario quien dijo que su visión principal es un sistema de protección social que es la protección al pueblo. Nuestros países son ricos y no se justifica la pobreza” precisó.

El Presidente hizo un repaso sobre su gestión en la que sostuvo ha trabajado  en cambiar la política de negocios que existía, a una de servicio al ciudadano. “Países ricos como Panamá tienen herramientas para salir adelante con este principio de servir al pueblo.

Hizo referencia importante a la inclusión de los pueblos indígenas del país indicado que el reto es incorporar el 22% de esa tierra en pobreza, al desarrollo económico.

En tanto, Achim Steiner, Administrador del PNUD dijo que el desarrollo económico de los países no solo tiene que ver con el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) o empleo, sino que tiene que ver con temas como la inequidad o la falta de inclusión .

El experto del PNUD sostuvo que hay muchos países que han logrado sacar a las personas de la pobreza, por lo que es necesario analizar esas buenas prácticas para abordar la extrema pobreza.

Steiner hizo énfasis en la inequidad que es uno de los desafíos persistentes en la región y aseguró que  hay que desarrollar políticas públicas para combatirla. “Este es un momento de cambio y hay que recordarle al mundo lo importante que es” sostuvo, al tiempo que invitó al sector privado a incorporarse a la tarea, porque puede innovar y generar inclusión..

Por su parte, Laís Abramo en representación de la CEPAL dijo que la tarea es eliminar la pobreza sin que nadie se quede atrás. También reiteró que hay que hacer énfasis en la igualdad. América Latina es la región  más desigual del mundo por fallas estructurales, aseguró.

Abramo explicó que desde el 2015 hay aumento de la pobreza y de la pobreza extrema, mientras se hace necesario disminuir la concentración de la riqueza.

“Desigualdad es igual a ineficiencia. Cuando hay discriminación no se están aprovechando los recursos humanos importantes y eso genera un costo”, concluyó.

Durante el Foro, el Gobierno de Panamá lanzó el Índice sobre Pobreza Multidimensional de Infancia, con el propósito de medir las carencias y necesidades  que afectan a la población de 0 a 17 años de edad.

El objetivo del estudio es identificar y medir la incidencia e intensidad de las principales privaciones de la población señalada  en Panamá, reconociendo que los Niños, Niñas y Adolescentes tienen necesidades distintas y sufren la pobreza en diversas formas, lo que permitirá un mejor diseño e implementación de políticas dirigidas a garantizar el bienestar y desarrollo de este grupo poblacional, convirtiendo a Panamá en uno de los primeros Estados del mundo y el primero en América Latina y el Caribe en realizarlo.

Durante el congreso la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó las bases iniciales para la elaboración de una agenda regional de desarrollo social inclusivo (ARDSI), un instrumento político-técnico que busca fortalecer la acción conjunta de los países de la región, con el objetivo de erradicar la pobreza, reducir la desigualdad y garantizar los derechos de las personas, así como combatir la discriminación, la exclusión y la cultura del privilegio. 

El documento Hacia una agenda regional de desarrollo social inclusivo: bases y propuesta inicial fue presentado por Laís Abramo, Directora de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, en representación de la Secretaria Ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena. 

En el proceso de elaboración de las bases para la propuesta de la ARDSI, el organismo regional de las Naciones Unidas examinó un amplio conjunto de compromisos regionales y subregionales relativos al desarrollo social (340 documentos emanados de diversos foros intergubernamentales entre 2010 y 2018), explicó Abramo. El marco global de referencia es la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, puntualizó.

Tras la presentación de Laís Abramo, intervinieron Margarita Cedeño, Vicepresidenta de República Dominicana; y Michelle Muschett, Viceministra de Desarrollo Social de Panamá.

Las autoridades valoraron la propuesta de la CEPAL, agradecieron el trabajo realizado, debatieron sus contenidos y acordaron seguir avanzando durante los próximos meses de manera conjunta en la generación de una agenda que exprese objetivos y principios compartidos con vistas a fortalecer los avances de cada país en el ámbito del desarrollo social inclusivo y la dimensión social de la Agenda 2030 desde una perspectiva regional de América Latina y el Caribe.

El borrador final de la Agenda será presentado en la próxima Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, que se realizará en el segundo semestre de 2019. 

América Latina y el Caribe exhibe un conjunto de nudos críticos para avanzar hacia el desarrollo sostenible, sostiene la CEPAL, entre ellos, la pobreza y la vulnerabilidad, la desigualdad y la cultura del privilegio, los déficit de trabajo decente, el acceso desigual a la protección social, el limitado financiamiento de las políticas sociales y desafíos emergentes como las violencias, los desastres, los cambios en el mundo del trabajo, la migración y las transiciones demográfica, epidemiológica y nutricional.

En 2015 y 2016 aumentaron los niveles de pobreza y extrema pobreza, después de más de una década de reducción. La CEPAL estima que, en 2016, 186 millones de personas vivían en situación de pobreza, de los cuales 61 millones de personas se encontraban en pobreza extrema. Del mismo modo, la desigualdad en la distribución del ingreso se redujo entre 2002 y 2016, pero esta tendencia se ha enlentecido en los años recientes.

“La desigualdad es injusta, ineficiente e insostenible”, reiteró Abramo, citando el documento de posición La ineficiencia de la desigualdad que la CEPAL presentó a sus Estados miembros y asociados en mayo de este año. “Todos los países deben actuar para reducir sustancialmente la desigualdad en todas sus expresiones, no solo como un imperativo ético sino como una estrategia de inversión para aumentar los niveles de productividad y avanzar hacia un desarrollo integral y sostenible”, recalcó.

Durante el encuentro en Panamá se presentó asimismo el Observatorio de Desarrollo Social en América Latina y el Caribe, construido por la CEPAL a solicitud de los países. La herramienta integra un conjunto de plataformas digitales de la Comisión, entre ellas, las bases de datos de Programas de protección social no contributiva, Juventud e inclusión social e Institucionalidad social, así como la de Compromisos regionales y subregionales en desarrollo social. El Observatorio cuenta, además, con breves perfiles nacionales y documentos analíticos relacionados con las bases de datos incluidas.

La Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe (CRDS) es uno de los nueve órganos subsidiarios de la CEPAL. La primera reunión de la conferencia tuvo lugar en Perú en 2015 y la segunda en Uruguay en 2017, ocasión en que los países acordaron avanzar hacia la definición de una agenda regional de desarrollo social inclusivo, solicitando la asistencia técnica de la Comisión.

La Mesa Directiva de la CRDS, en tanto, se reunió por primera vez en República Dominicana en 2016 y ahora se dio cita en Panamá, durante el X Foro Ministerial, cuyo tema de este año es “Alianzas para la reducción de las desigualdades estructurales en el marco de los ODS”. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed