MENU
foto para encuesta

Dichter&Neira cierra encuesta por Código Electoral

27 noviembre, 2017 • A Fondo

Leopoldo Neira Meléndez
Presidente de Dichter & Neira

Imagen del presidente
y de su gobierno

Noviembre marca la última encuesta del año y muy probablemente, la última entrega pública nuestra, a no ser que cambie el vigente Código Electoral, diseñado para cercenar el valor de las encuestas.
Despide el presidente el 2017, como lo inició, en terreno negativo. Negativo en el sentido de ser más los panameños que rechazan (53%) a aquellos que aprueban (44%) su labor de presidente. A pesar de esta situación, noviembre representó un incremento de 7 puntos con relación a septiembre. Esta mejora podría deberse al menos a dos factores o beneficios percibidos. El primero en la capitalización de la euforia colectiva producto de la clasificación de Panamá a su primer mundial, y la segunda a la idea de unir por tren la ciudad capital con todo el interior del país hasta David, por medio del establecimiento de las recientes relaciones con la República Popular de China.
La imagen del gobierno, aunque mejoró cuatro puntos con relación a septiembre, sigue en terreno negativo. La aprobación gubernamental está en 39%, y el rechazo en 57%. Lo más dramático y preocupante para el régimen es la poca transparencia con el que se maneja la cosa pública, es decir, los dineros de los contribuyentes. Sólo el 11%, califica como transparente las acciones del gobierno, frente a una abrumadora mayoría (85%) que señala su poca o ninguna transparencia. En medio de tanta corrupción, por casos como los sobornos pagados por propia admisión de la brasileña Odebrecht, que distan de ser ellos los únicos en manejarse con tan pobre percepción, es indicativo del difícil camino que tendrá el candidato oficial en los próximos comicios, a no ser que los panameños se despreocupen, de votar por candidatos o gobiernos faltos de toda transparencia.
En cuanto a la imagen colectiva de la eficiencia de los ministros, estos siguen tan mal evaluados como en septiembre. Colectivamente los ministros tienen una aceptación en ambos meses del 29%, frente a un rechazo del 65% del electorado. Los tres ministros mejor evaluados son: Roberto Roy, Ministro del Canal con una aceptación del 74% a su labor, seguido de Alcibíades Vásquez, Ministro de Desarrollo Social con aceptación del 64%, y Mario Etchelecu, Ministro de Vivienda con el 62%. Por lo general, se ha querido asociar la buena aceptación de los ministros, con candidaturas presidenciales. La buena imagen en un cargo, como ministro, es una condición necesaria, pero no es suficiente, para que el electorado vote por él como presidente. Es un error recurrente que se comete. Es saludable tener en cuenta que el cargo de presidente exige condiciones muy distintas y particulares a cualquier otro puesto gubernamental.

Imagen de la Corte
Suprema de Justicia
Una de las promesas electorales que llevó a Juan Carlos Varela a la presidencia de la república, fue la creencia que durante su administración la corte estaría integrada por magistrados del más alto nivel. Por ende, desde la corte hacia abajo, se impartiría justicia, en un país con la absoluta necesidad de frenar la corrupción institucional, controlar el despilfarro gubernamental y salir al paso a una rampante impunidad. Nada pareciera haber fundamentalmente cambiado para los panameños, según esta investigación. Por el contrario, la percepción ciudadana cada vez es más negativa. Actualmente, sólo el 25% apoya la gestión de la corte, frente a un 68% que rechaza su actuación. Todo esto acontece en un ambiente enrarecido por el caso Odebrecht, por una corte, que algunos califican comprometida con intereses, más que con la justicia y en víspera del nombramiento de nuevos magistrados el próximo mes.
¿Que tan enrarecida la corrupción ha dejado el ambiente? La encuesta también lo permite entrever. La gran mayoría de los panameños 77%, intuye que no se sabrá toda la verdad en el escándalo Odebrecht en nuestro país. Es decir, que habrá una buena dosis de encubrimiento. En adición, un 71% piensan que las personas de alto perfil mencionadas en el caso, no serán condenados. En pocas palabras, que habrá impunidad. Pero dentro de todo, hay un rayo de esperanza. La misma mayoría, el 72%, piensa que los casos de corrupción si los afecta. ¿Qué implicaciones tiene esto? Qué con mucha seguridad en las próximas elecciones, los panameños recordaran: 1) A los que enfrentaron pero evadieron la justicia; 2) A aquellos que debiendo ser procesados no lo fueron y menos juzgados; 3) También recordarán a los que detentando el poder y responsabilidad en todo esto, se agacharon.
En cuanto a la imagen colectiva de la eficiencia de los ministros, estos siguen tan mal evaluados como en septiembre. Colectivamente los ministros tienen una aceptación en ambos meses del 29%, frente a un rechazo del 65% del electorado. Los tres ministros mejor evaluados son: Roberto Roy, Ministro del Canal con una aceptación del 74% a su labor, seguido de Alcibíades Vásquez, Ministro de Desarrollo Social con aceptación del 64%, y Mario Etchelecu, Ministro de Vivienda con el 62%. Por lo general, se ha querido asociar la buena aceptación de los ministros, con candidaturas presidenciales. La buena imagen en un cargo, como ministro, es una condición necesaria, pero no es suficiente, para que el electorado vote por él como presidente. Es un error recurrente que se comete. Es saludable tener en cuenta que el cargo de presidente exige condiciones muy distintas y particulares a cualquier otro puesto gubernamental.

Imagen de la
Procuradora de la Nación
La procuradora Kenia Porcell Díaz, que desde finales de agosto viene denunciando públicamente que algunos de los casos de alto perfil podrían quedar impunes, ha visto un repunte en relación a su gestión. La procuradora subió 14 puntos en relación a enero, y 7 puntos respecto a febrero, lo que indica una clara tendencia positiva, a pesar de que aún los que aprueban su actuar (39%) son minoría, frente a la mayoría que la rechaza (46%). Porcell declaró que “hay poderes económicos, políticos, empresariales, mediáticos, y de la banca tratando de impedir que las investigaciones puedan ser concluidas”, un secreto a voces que muy pocos funcionarios han tenido la valentía de decir y mucho menos desde la Procuraduría de la Nación. Su repunte es debido al alto clamor ciudadano de que los casos de alto perfil sean resueltos de manera eficiente y con justicia, como los de Odebrecht, Riegos de Tonosí y Financial Pacific, por mencionar algunos.

Evaluación del Alcalde de Panamá
El alcalde capitalino, José Isabel Blandón Figueroa, es otro de los funcionarios que en esta medición vio incrementada su evaluación. El alcalde es favorecido por el 63% de los residentes del distrito capital, frente a un 35% que desaprueba su gestión. Blandón subió 7 puntos respecto a la medición de septiembre. ¿Significa esto que se perfila como el próximo presidente de Panamá por ser entre los precandidatos el que mayor índice de gestión tiene? No necesariamente. Como anteriormente afirmamos, una cosa es tener un buen índice de gestión como alcalde, y otra muy distinta ser elegido presidente. Cualquiera que sea el candidato oficialista, tendrá que sortear con los fallos que ha tenido la actual administración. También, correría en contra de la historia reciente. Ningún candidato oficialista se ha podido alzar con la victoria desde la administración Endara (1990-1994). El alcalde, eso sí, debería serle menos difícil alcanzar el triunfo en las primarias del partido Panameñista, que alzarse con la victoria en el 2019.

Principal Problema
del país
El origen de todos nuestros problemas empieza con nuestra cada vez más deteriorada educación, y finalizaría en gran medida si la tuviéramos de primer mundo, capaz de crear una cultura de apego a la ley, el orden y la autocensura. Las necesidades educativas son tan básicas que nos conformamos con que las escuelas están en buen estado físico. Peor aún, las necesidades del panameño son tan básicas que la seguridad es su principal preocupación y con justa razón. El instinto de conservación está implantado en nuestra psique, desde que el hombre fue hombre. La segunda preocupación de los panameños, es el desempleo. Para el lector casual esto podría ser interpretado como contradictorio, en una economía llamada a ser la de más amplia expansión en Latinoamérica. Aquí hay que volver al tema de la educación. En Panamá abundan las oportunidades, pero sólo para aquellos que pueden agregar valor.
Mientras nuestra educación pública sea de muy baja calidad, la consecuencia es clara. Estamos construyendo aceleradamente dos países. Uno lo constituye un segmento pequeño de la población bien educado, bilingüe, integrado plenamente al crecimiento del país. El otro el segmento mayoritario de la población, con pobre educación, sin posibilidad alguna de integración laboral o social, rezagado tecnológicamente hablando y dependiente del populismo y los subsidios. No es que los panameños infravaloremos la educación, es que producto de una educación pobre, la atención se ha concentrado en las necesidades básicas, como la integridad física y el empleo que paradójicamente se resuelven sólo con mejor educación. Hemos creado un peligroso círculo vicioso, a pesar de o debido a nuestro crecimiento, que urge entender y sobre todo actuar con espíritu de estado.

Lo peor y mejor que ha hecho Varela en el 2017
Las tres principales áreas negativas que afectan directamente al presidente Varela durante el 2017, mencionado por los panameños han sido: los casos de corrupción 7%, el incumplimiento de las promesas electorales 6%, y la lentitud en el manejo 5%, este último ocupó el primer lugar el año pasado. Si sumamos la cuarta peor Odebrecht con 4%, entonces la percepción de corrupción alcanza una mayor dimensión. Índice que podría seguir elevándose si dentro de todo esto, finalizan los casos sin saberse la verdad y remozado con la impunidad de los implicados.
Las tres áreas positivas del presidente se enmarcaron en la siguientes: la construcción de la línea 2 del Metro 13%, Techos de Esperanza 13%, y el pago retroactivo del XIII mes 4%. Si las negociaciones con China Popular son tan alentadoras como inicialmente reportado, con seguridad estas cifras variarán al final del 2018. La idea de interconectar internamente todo el interior del país a través de una vía férrea y externamente fortalecer a Panamá como puente del mundo son noticias alentadoras, siempre y cuando conservemos nuestra identidad y atendamos nuestra profunda asimetría en la distribución de nuestra riqueza, con mejor educación.

 

 

encuesta

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed