MENU
a fondo 2

Dimensión regional clave en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

27 mayo, 2019 • A Fondo

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, reafirmó la importancia de la dimensión regional en el Sistema de Naciones Unidas y -en especial el rol y valor agregado que cumplen las comisiones regionales de las Naciones Unidas- en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, durante una reunión de alto nivel realizada en la sede del organismo mundial en Nueva York.

La funcionaria internacional, en su rol como coordinadora de las cinco comisiones regionales de la ONU, fue una de los panelistas principales de la quinta sesión del Segmento de Actividades Operacionales para el Desarrollo, del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC, por sus siglas en inglés), que reunió del 21 al 23 de mayo a Estados Miembros, y a jefes y altos representantes de organismos del sistema de las Naciones Unidas relacionados con temas del desarrollo, con el fin de evaluar las acciones realizadas hasta el momento en relación a la reforma de desarrollo del sistema de las Naciones Unidas, la más profunda en las últimas décadas.

Esta reforma consiste en optimizar el funcionamiento del sistema de desarrollo de la ONU y maximizar su apoyo y contribución a los países miembros en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La reforma incluye un renovado rol de los Coordinadores Residentes de la ONU a nivel nacional, los cuales han pasado a formar parte del secretariado de la organización y trabajar bajo la supervisión directa del Secretario General. Asimismo, la reforma plantea una revisión amplia de los activos, tangibles e intangibles, del sistema a nivel regional y subregional e identificar áreas para mejorar la integración y el trabajo colectivo al servicio de los países.

En su exposición en su calidad de actual coordinadora de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas (para África, América Latina y el Caribe, Asia y el Pacífico, Asia Occidental y Europa), Alicia Bárcena enfatizó que la dimensión regional representa más que la suma de las acciones a nivel nacional al permitir abordar desafíos transfronterizos tales como el cambio climático, la movilidad humana o los impactos de la revolución tecnológica, que requieren de respuestas comunes y acciones colectivas. Señaló que las comisiones regionales actúan como centros de pensamiento y plataformas intergubernamentales que permiten convocar a los Estados miembros, otros actores nacionales, así como las entidades regionales y los Coordinadores Residentes de la ONU para abordar los avances y desafíos del desarrollo sostenible a nivel regional y subregional. Ofrecen además estudios, cooperación técnica y oportunidades de aprendizaje entre pares, basados en hechos, datos y evidencia concreta y conocimiento de las propias realidades de las regiones.

“Estamos convencidos de que los Estados miembros de las comisiones regionales valoran y entienden la importancia de la cooperación regional intergubernamental y la integración, en apoyo a las demandas y prioridades de los países, ya que constituye una dimensión esencial que complementa la mirada global”, indicó.

“La dimensión regional ofrece un ambiente invaluable para involucrar a los Estados miembros y otros socios en los debates sustantivos y multidisciplinarios sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus medios de implementación, en donde la colaboración regional y acción colectiva es esencial en áreas como la integración, comercio, política fiscal, tecnología, migración y cambio climático”, agregó Bárcena.

En particular, Alicia Bárcena destacó la creación de los foros regionales para el desarrollo sostenible, que se han convertido en lugares centrales para el aprendizaje entre pares en la preparación de los informes voluntarios nacionales, en la discusión de las brechas y barreras para la implementación de la Agenda 2030 y en el fortalecimiento de la integración entre los tres pilares del desarrollo (económico, social y ambiental).

Resaltó además que las comisiones regionales se han convertido en “ecosistemas” de datos y estadísticas y son repositorios de información económica, social y ambiental proveniente de los sistemas nacionales de estadísticas, encuestas de hogares, censos de población y cifras en general de entidades de la ONU a nivel global, regional y de país. “Estamos actualmente desarrollando ‘portales de ODS’ (SDG gateways) que pongan a disposición de los países y el sistema ONU, todos los datos comparables acerca del progreso en el cumplimiento de los ODS; información sobre brechas, capacidades y agilidad de los sistemas estadísticos nacionales para medir los indicadores de estos objetivos; procesos de aprendizaje entre pares en el marco de las reuniones regionales de la Conferencia Estadística de las Américas; de apoyo al desarrollo de ecosistemas de datos a nivel regional y nacional, incluyendo información geoespacial, big data (grandes datos), etc.; y observatorios regionales en áreas específicas para el seguimiento e implementación de los ODS”, explicó Bárcena.

En el caso de América Latina y el Caribe, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL puso como ejemplo dos iniciativas relevantes en el ámbito de la cooperación regional que está llevando adelante esta comisión: el Plan de Desarrollo Integral El Salvador-Guatemala-Honduras-México, dado a conocer hace dos días, y que implica un cambio de paradigma en el abordaje de las consecuencias económicas y sociales de la migración, pasando de un enfoque de seguridad nacional a uno de seguridad humana; y la iniciativa “el Caribe primero” (Caribbean first), que busca abordar las vulnerabilidades de los pequeños estados insulares de esa subregión.

Desarrollo en la región como freno a migración

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó su propuesta para el Plan de Desarrollo Integral El Salvador-Guatemala-Honduras-México.

La propuesta deriva del mandato que la CEPAL recibió el 1 de diciembre de 2018 de parte de los Presidentes de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, de elaborar un Plan de Desarrollo Integral con el propósito de formular un diagnóstico y presentar recomendaciones para avanzar hacia un nuevo estilo de desarrollo y generar una nueva mirada sobre la complejidad de los procesos migratorios. 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Plan de Desarrollo Integral “es muy importante para México y los países hermanos de Centroamérica porque va al fondo del problema”.

“Como se ha dicho de manera muy clara, con fundamentos, con datos, la gente emigra por necesidad, por falta de oportunidades de trabajo o por violencia y hay que atender esas causas, hay que ir al origen de lo que está provocando este fenómeno migratorio”, señaló.

 El mandatario agregó que no hay más que la cooperación para el desarrollo, y subrayó que, con la implementación de la iniciativa, “vamos a atender las causas del fenómeno migratorio y vamos a temperar los flujos migratorios con todo lo que esto conlleva, para que no sufra la gente, para que se respeten los derechos humanos”.

 Durante su presentación, Alicia Bárcena destacó que el Plan de Desarrollo Integral es una oportunidad para estrechar los lazos históricos entre los países participantes, para ubicar el análisis y las políticas en materia migratoria en el amplio marco del desarrollo y para que, mediante sociedades más justas, igualitarias y sostenibles, la migración sea una opción y no la única salida al alcance de la mano.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas afirmó que el objetivo del Plan es generar un proceso integral y articulado de desarrollo con la igualdad y la sostenibilidad en el centro para mejorar sustancialmente la calidad de vida de la población y, en este marco, atender el ciclo migratorio con un enfoque de integración, con un abordaje territorial y adoptando el marco de seguridad humana colocando el derecho al desarrollo en el lugar de origen en el centro de los esfuerzos.

El documento estratégico propone a los países un cambio de visión al abordar la movilidad como un asunto de seguridad humana que abarca los derechos humanos, la seguridad pública y la defensa y medios de vida para las personas en lugar de abordarla como un fenómeno de seguridad del Estado o seguridad nacional. 

“Esta iniciativa es, a la fecha, el esfuerzo más integral a escala mundial para dar cumplimiento al Pacto Global por una Migración Segura, Ordenada y Regular, y constituye una extraordinaria oportunidad para construir desde la región un nuevo estilo de desarrollo con la igualdad y la sostenibilidad”, afirmó la máxima representante de la CEPAL.

Bárcena reconoció a los cuatro países por inspirarse en las mejores tradiciones diplomáticas de la región, en particular por hacer suyos el Espíritu de Contadora y el Espíritu de Esquipulas con sus énfasis en la paz, el desarrollo, la integración regional, el multilateralismo, la cooperación internacional y el respeto a la soberanía de los Estados. 

Asimismo, agradeció la participación de las agencias, fondos y programas de la ONU cuyos aportes nutrieron el contenido del documento.

El Canciller Marcelo Ebrard, por su parte, señaló que la propuesta “es una hoja de ruta que nos indica qué tenemos que hacer para que cambie la realidad social y económica del sur de México, de Guatemala, de Honduras y de El Salvador”.

“Este Plan de Desarrollo Integral incluye todas las facetas que deben ser tomadas en cuenta para el bienestar social, nuestros países tengan no solamente crecimiento económico sino también desarrollo social”, afirmó.

El Plan de Desarrollo Integral plantea 30 recomendaciones derivadas de cuatro ejes programáticos acordados por los cuatro países: desarrollo económico, bienestar social, sostenibilidad ambiental y gestión de riesgos, y gestión integral del ciclo migratorio con seguridad humana.

Las recomendaciones apuntan a lograr un mayor y sostenido crecimiento económico; reforzar la demanda de integración de los cuatro países en comercio, energía y logística; gestionar conjuntamente los riesgos y respuestas a los desastres y cambio climático; avanzar en la construcción de sistemas universales de protección social, y abordar las causas estructurales y efectos de la movilidad humana, todo ello con el propósito de impulsar un nuevo estilo de desarrollo en los cuatro países que acelere los resultados planteados en la Agenda 2030.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed