MENU
investigacionm

El Modelo de liderazgo de Tom Kirkman

25 marzo, 2018 • Investigación y mercado

Luis E Camejo C

Consultor en Marketing

@luiscamejoPTY

En medio de las tantas series dedicadas a la política en Estados Unidos o, específicamente, a la presidencia de ese país, a mi parecer destaca sobre las demás: Desginated Survivor.

Para poder explicarles por qué esta serie tiene un encanto especial, me veré en la necesidad de apelar a los tan odiosos “spoilers” pero, creo que valdrá la pena.

La serie cuenta la historia y aventuras (y algunas desventuras) de Tom Kirkman, un ministro de segunda línea (algo así como ministro de planificación urbana), caído a menos a los ojos del presidente de USA y que, debido a un atentado que mata al presidente, vicepresidente, senadores, diputados, magistrados de la Corte Suprema y demás miembros del gobierno de ese país, es nombrado, de la noche a la mañana, Presidente de los Estados Unidos de Norte América, por el simple hecho de haber sido escogido como “el sobreviviente designado”, es decir, alguien que, en caso de emergencia, aseguraría la continuidad del gobierno. Pues bien, esa emergencia llegó y al pobre Tom le tocó asumir el cargo. 

Como ustedes podrán imaginar, el pobre hombre, ha enfrentado cualquier cantidad de situaciones para las cuales no estaba preparado y las ha sorteado mediante un modelo de liderazgo extraordinario, que podría ser muy bien copiado, no sólo por políticos idealistas, sino también por líderes empresariales. El modelo Kirman de liderazgo (como se me dio a bien nombrarlo) se adapta perfectamente a las características de los mercados actuales. Veamos algunos elementos de Liderazgo Kirkman:

Saber escuchar: una de las cosas que más destacan del personaje de Tom Kirkman, magistralmente interpretado por Kiefer Sutherland, es su capacidad para saber escuchar. Al ser un advenedizo en eso de ser presidente, Kirkman ha recibido muchos consejos, pero es importante destacar que a quienes más atención les ha prestado es a las personas que más lo han adversado o que más duramente le critican. Muchos líderes en la actualidad sólo escuchan a quienes les alaban o adulan. Un líder de verdad oye a sus acérrimos opositores. Un ejemplo de esta capacidad de escuchar críticas se ve en un capítulo en el cual, el recién nombrado presidente va a uno de los baños de la Casa Blanca y, sin ver a su interlocutor, escucha como un joven del departamento de prensa le dice que ahora todo queda en manos de un improvisado, de alguien que no está preparado, de alguien que necesitará mucha ayuda para triunfar… Ese joven luego fue nombrado Jefe de Prensa, por su valor para hablar y decir la verdad

Honestidad ante todo: como es obvio imaginar, Kirkman ha metido la pata en más de una oportunidad y en varias ocasiones sus asesores cercanos le han sugerido que evite ser frontal, que no dé cierta información o que simplemente busque manipular o desinformar. Sin embargo, Kirman ha apelado siempre a uno de sus más altos valores, como persona y como líder: la honestidad y la transparencia. Estos valores deben estar presentes en todo líder actual, sobre todo en aquellos con altos cargos corporativos, quienes deben rendir cuentas, no sólo a sus directivas, sino también a la comunidad. Uno de los aspectos más importantes de las RSE es lo relacionados con los gobiernos corporativos. Parte de la crisis de Volkswagen se debió a errores y fallos en la transparencia de la información, la rendición de cuentas y la honestidad de sus líderes. Mucho se hubieran ahorrado siendo honestos.

Generar confianza: una de las consecuencias directas de la honestidad y del saber escuchar es que estos dos elementos ayudan a generar confianza entre los colaboradores. Pero Kirkman nos ha enseñado otros aspectos que ayudan en este sentido: trato cercano con lo colaboradores, empatía, inteligencia emocional, respeto al trabajo, al tiempo y al conocimiento de todos. En la serie, muchos colaboradores de la Casa Blanca dudaban de la capacidad del nuevo presidente para liderar al país y una cantidad importante estaba dispuesta de abandonar sus cargos, pero, Kirkman le generó la suficiente confianza para seguir en sus puestos, además de otorgarles algo sumamente importante para los colaboradores actuales y que será nuestro cuarto y último aspecto a destacar…

Empoderamiento: para alguien como Kirkman, que tuvo que asumir un cargo para el cual no estaba preparado, el contar con asesores y ayuda es un elemento clave, para ello se necesitan dos cosas: reconocer que se necesita la ayuda y empoderar a los colaboradores. Y esto justamente, ha sido un rasgo definitivo del personaje: ha empoderado a todos sus allegados, no con simple autoridad, sino con compromiso, confianza, responsabilidad y sobre todo, destacando la importancia que cada uno de ellos puede tener para lograr los cambios y el triunfo. En tal sentido, todo líder actual debe empoderar a sus colaboradores y funcionarios cercanos, entendiendo que, para una corporación, todos son importantes y que el trabajo en equipo logra los mejores resultados.

No sé cómo vaya a terminar la serie, pero sí sé algo: si Kirkman fuera candidato a la presidencia yo votaría por él y si fuera mi CEO o Gerente General, sin duda, estaría en una empresa que va por buen camino.  

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed