MENU
eco1

Empresarios, la corrupción es derrotable, y tienen un papel clave en ello

1 abril, 2019 • Economía

Luis Blanco

El Financiero

La corrupción es “derrotable”, lanzó el mensaje alto y claro a los empresarios, sector público y ciudadanía en Panamá el considerado “gurú mundial” de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), el argentino Bernardo Kliksberg, durante una intensa visita que le llevó a reunirse con gremios, autoridades, universidades y recibir las llaves de Ciudad de Panamá.

Kliksberg, reconocido como el padre de la responsabilidad social desde los años 1970, dictó cátedra en la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, en donde enfatizó que “la desigualdad es una corrupción de la armonía social del universo, totalmente grosera, pornográfica”, citando a la encíclica del papa Francisco Laudato Si y a un estudio de la poderosa organización no gubernamental Oxfam.

Este mal es “total” en la nueva potencia petrolera Guinea Ecuatorial, citó, porque vive “bajo una dictadura perfecta”, y los miles de millones de dólares que recibe por la explotación de sus recursos contrastan con los miles de niños fallecidos por inanición o la extrema pobreza de gran parte de su población, en cambio en los países nórdicos dijo que es inexistente porque han dominado la corrupción desde la educación y la solidaridad, por un pacto en la sociedad, y el corrupto “es un paria”, manifestó.

Kliksberg señaló que esta lacra es “derrotable” con “un pacto entre la empresa privada, el sector público y la ciudadanía, que es la base”, y citó el ejemplo de Malasia, un país “muy rico” donde la sociedad se empoderó y convocó al fundador del país, Mahathir Mohamad, para unas elecciones en donde derrotó, a sus 93 años, al primer ministro de ese entonces, Najib Razak (2009-2018) que “se apoderó familiarmente del fondo” creado para el desarrollo, por unos 680 millones de dólares.

“Si se puede derrotar la corrupción en Malasia, se puede en cualquier parte del mundo”, afirmó. 

Desmitificando la 

corrupción

Doctorado Honoris Causa por la Universidad Tecnológica de Panamá, el “gurú” dijo que “hay una serie de mitos sobre la corrupción”, un delito que es “condenable” en todas sus formas, pero “hay que desagregarlo, no es lo mismo la de un agente de tránsito por no poner una multa”, advirtió.

“Desgraciadamente, la corrupción es uno de los temas que más preocupa, no debiera, pero los hechos están allí (…) vivimos fundamentalmente una crisis ética, hay que luchar con ellos en todas las áreas de la sociedad, donde hay permanentemente prácticas no éticas”, especificó el experto. 

Kliksberg dijo luego de su exposición ante un auditorio lleno de catedráticos, estudiantes y dirigentes de la sociedad civil que “cuanto más desigualdad hay en una sociedad, más incentivos pueden tener algunos sectores de élite de caer en prácticas corruptas porque la sociedad no tiene educación, formación para controlarla”.

“Cuanto más trabajemos estos temas que no se han trabajado mucho, como la relación entre desigualdad y corrupción”, la sociedad tomará conciencia del daño que hace esta plaga, detalló.

Según Kliksberg, “se debería enseñar valores éticos desde preescolar, a todo lo largo del sistema educativo hasta la universidad, donde es clave”.

La crisis económica de 2008-2009 (originada en Estados Unidos con la quiebra de Lehman-Brothers por el uso de activos tóxicos) “fue, según el Congreso de los Estados Unidos, producto de falta de valores éticos que precipitaban la especulación financiera salvaje, y si hay la educación suficiente, allí tenemos una gran fuerza anticorrupción”, sostuvo.

Kliksberg, doctor en ciencias de la economía, insistió en que “el fin de la responsabilidad social es el desarrollo sostenible. Los estudios econométricos existentes en el mundo indican que a mayor desigualdad en una sociedad, mayor es la corrupción”.

Se calcula que el aumento de un punto en el índice de corrupción, hace aumentar el coeficiente de Gini de desigualdad en 5,4 puntos. Por ello, para actuar contra la corrupción, se requiere un enfoque integral y estructural de sus causas”, recalcó.

“Con una ciudadanía empoderada e informada, es que combatimos la corrupción”, sentenció.

La pobreza

Sobre la pobreza, considera que “es el mayor dilema moral del planeta y el más grave delito contra los derechos humanos del siglo XXI. La globalización no acabó con ella y la crisis económica no ha hecho más que agudizarla”.

El 20% más rico de la población mundial tiene más del 80% del producto bruto, el comercio, las exportaciones, las inversiones, y más del 90% del crédito. El 20% más pobre, menos del 1%. La desigualdad en la distribución de los ingresos pasó de 30 a 1 en 1960 a 74 a 1 en 1997, y ha seguido aumentando. La del capital acumulado que midió la Universidad de la ONU en 2006 es aún mayor. El 10% más rico tiene el 85% del capital mundial, el 50% inferior sólo el 1%.

Las grandes desigualdades bloquean el desarrollo económico, pero además impiden que se propague entre los más desfavorecidos. Hay sociedades con el mismo grado de riqueza, pero en unas a la gente le va mucho mejor que en otras, porque hay mayor igualdad entre las clases.   

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed