MENU
eco 1

Gobierno saliente y entrante discrepan sobre millones en caja

1 julio, 2019 • Economía

El gobierno recién finalizado de Juan Carlos Varela le dejó al entrante de Laurentino “Nito” Cortizo al menos 1.500 millones de dólares sin gastar en el presupuesto de funcionamiento previsto para usar en el primer semestre de 2019, o sea que solo se gastó el 42,5 por ciento del total que se podía usar en la primera mitad del año, según la ex ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, pero esa cifra no cuadra con la ley de ingresos y gastos para 2019.

Tampoco le cuadra al ministro entrante Héctor Alexander, quien con quince días de atraso informó del “estado de las finanzas públicas” que, dijo el viernes, “es preocupante”, porque solo en el primer semestre de este año hay un déficit en el ahorro corriente de 528 millones de dólares y la curva de ahorro del Sector Público No Financiero es descendente “desde hace doce años”, lo que implica los gobiernos de Varela (2014-2019), Ricardo Martinelli (2009-2014) y los dos últimos años del de Martín Torrijos (2004-2009), del que él formó parte.

La ex ministra de Economía y Finanzas, Eyra Varela de Chinchilla, dio ese dato a El Financiero. “Agradezco al Presidente Varela y a los 3.258 funcionarios del MEF que preocupados por el país, al igual que yo, resintieron los injustos ataques; somos un ministerio técnico, no político. Salgo con la frente en alto, orgullosa del trabajo por mi país. Gracias Panamá”, manifestó públicamente.

“La restricción presupuestaria es en el área de funcionamiento a un tope del 50 por ciento (de lo programado para todo el año), y nosotros, pues, tomando en cuenta el año electoral y una política de cuidar las finanzas que hemos mantenido durante los cinco años (de gobierno) y no ha sido la excepción este último semestre (de gobierno), por la política que se ha hecho efectiva a través de la dirección de presupuesto con procesos y controles a todas las instituciones, estamos dejando el cierre de junio, del Sector Público No Financiero (SPNF) en 42,5 por ciento”, respondió Varela de Chinchilla.

Agregó, visiblemente mortificada, que “es decir, (usamos) un porcentaje significativamente más bajo que el  50 por ciento, significativamente más bajo que el que nosotros heredamos al 30 de junio de 1994, que fue 49,3 por ciento, esto que significa, 1.500 millones de balboas (dólares) que pudieron haberse gastado en el primer semestre del año permitido por la ley, y que no se hizo, por lo tanto, yo siento que estamos haciendo las cosas de manera responsable”.

El presupuesto de la Nación para 2019 asciende a 23.669 millones de dólares, de ellos para el Sector Público No Financiero se destina 19.347 millones para gastos, de los cuales 12.536 millones se destinan a gastos “corrientes” o de funcionamiento, o sea que para el primer semestre se cuenta con hasta 6.268 millones de dólares y si es verdad que solo se gastó el 42,5 por ciento del total eso significa que en realidad lo que queda disponible es 940,2 millones de dólares de la primera mitad del año, siguiendo las cifras publicadas en la Gaceta Oficial 28675-B publicada el 13 de diciembre de 2018.

Por su parte, Alexander había ofrecido informar al país el pasado 16 de junio sobre la situación económica nacional, y al día de hoy su equipo, explicó, no ha detectado con certeza el total de las cuentas por pagar del gobierno saliente, “algunas de fechas anteriores” y ofreció que esa será su primera tarea en el MEF para tomar las acciones pertinentes, que no adelantó por no crear zozobra.

Pero sí reconoció que el impacto en la caída de los ingresos previstos y la debilidad del ahorro del SPNF, que espera revertir,” causará efectos este año y el 2020”, lo que gravita en el manejo de las inversiones.

Según Alexander, el país debe generar un ahorro de 4.000 millones de dólares para dedicarlos a inversión, pero con 1.400 millones que al parecer es la cifra actual, poco se puede cumplir.

Adelantó que la banca internacional y los organismos financieros como CAF y el BID le han ofrecido al nuevo gobierno financiación para enfrentar la situación coyuntural y de momento descartó usar la línea de crédito por 500 millones de dólares que le dejó Varela en el Banco Nacional de Panamá para el segundo semestre.

También aseveró que antes de fin de año saldrá a negociar en el mercado el vencimiento del bono 2020, que debe pagarse por 1.000 millones de dólares, y el resto de la deuda pública, por unos 26.000 millones de dólares, seguirá la misma dinámica de refinanciación, si resulta favorable al país, porque “el repago de la deuda hará gran presión hasta 2024” .

Alexander dijo desconocer de donde el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) advierte que este año el déficit fiscal de Panamá alcanzará el 4 por ciento, aunque reconoció que, en estos momentos, ese desbalance supera el  2 por ciento admitido por la ley de responsabilidad fiscal, pero está incompleto el cálculo porque solo se mide ingresos y egresos en efectivo, no la cantidad de cuentas por pagar “acumuladas de años”.

En su clásico estilo académico, el ministro ofreció manejar todo con transparencia, incluso revisar concienzudamente el efecto y los beneficiarios de la serie de subsidios y exoneraciones que da el Estado, “que consume el 17 por ciento de los ingresos del Gobierno Central” porque “nos preocupa que se esté beneficiando a quienes no lo necesitan, sacrificando a grandes sectores, si se debe estudiar su impacto”, reiteró. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed