MENU
legal

La necesidad de Gobierno Corporativo en el sector público

20 mayo, 2018 • Legal y Tributario

Mayra Rodríguez

Consultora

Mucho se habla en el sector privado sobre las prácticas de Gobierno Corporativo, sin embargo, como ciudadana de este país, me toca revisar cuáles son las actuales necesidades o más bien las debilidades en el sector público, respecto a las mejores prácticas de Gobernanza.

El sector público compuesto por una pluralidad de instituciones y funcionarios se enfrentan cada día a los disrupciones de tipo político, económico, social y tecnológico, lo cual me crea una gran preocupación respecto a cómo están organizados, quiénes conforman sus juntas directivas, quienes toman las decisiones, la utilización de los recursos, la rendición de cuentas, la transparencia, la ausencia de políticas y regulaciones eficaces, la reputación del país, los accesos a financiamientos internacionales, la utilización de recursos, la falta de comunicación eficaz, entre otros.

La aplicación de mejores prácticas no es cosa fácil, sin embargo, a mi entender muchos de los problemas que se originan en nuestra actuales instituciones, podrían ser mitigados mediante la implementación de sanas prácticas, aunado con el compromiso de las distintos participantes del sector privado y por nosotros como ciudadanos.  

El Gobierno Corporativo es un mecanismo que puede ayudar a la administración pública para que se logre una línea de mando con responsabilidades claras por parte del Estado, sirve como guía a la administración para asegurar la transparencia de sus operaciones, que los resultados sean eficientes logrando así llegar a los objetivos fijados por los actores.  Este tema no es solo para empresas privadas, si no también para entidades públicas, además que estas últimas deben hacer el uso más estricto ya que administran recursos públicos.

Según los autores Nabil Miguel, Socio del Estudio Jurídico Miguel & Miguel y  Andrés Oneto, Ejecutivo Principal del CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, en su obra “El Buen Gobierno en las empresas Públicas”, indican que la aplicación de los principios para una gobernabilidad efectiva deben basarse en los siguientes principios que cito textualmente:

“1. Liderazgo y compromiso de los órganos de gobierno.  Para crear un sistema de gobierno efectivo, la composición del consejo de administración y demás órganos de gobierno, llámese comités especiales u otros similares de apoyo al consejo, deben tener claridad sobre las responsabilidades que se asumen y el compromiso que existe para con los ciudadanos. El establecer una estructura de gobierno bien definida, no garantiza el buen funcionamiento de los órganos de gobierno si los miembros que los integran desconocen sus responsabilidades y además, no se les obliga a que rindan cuentas sobre su mandato. Una deficiente selección de miembros para los órganos de gobierno puede ocasionar varios problemas, entre los cuales evidentemente se encuentra el incumplimiento de sus deberes. Por ello, la definición de un buen perfil para la integración de los órganos, debe tomar en cuenta los conocimientos, experiencia y las cualidades de las personas, así como 

2. Comunicación. Una de las oportunidades actuales del sector público está puesta sobre la comunicación entre sus áreas y todos aquellos campos vinculados a sus operaciones y servicios. Dicha falla en la comunicación limita la fluidez en las operaciones de las entidades, y entorpece la llegada de información en los tiempos y con la oportunidad que se requiere hacia los filtros correspondientes, afectando con esto la capacidad para una adecuada y eficiente toma de decisiones. Establecer canales de comunicación funcionales y métodos para distinguir el tipo de información que cada órgano de gobierno debe recibir, guía a los miembros de los órganos de gobierno hacia un mejor proceso de toma de decisiones. 

3. Rendición de cuentas. Para identificar correctamente cuándo debe haber una rendición de cuentas, se debe definir quién es responsable, por qué es responsable, de qué es responsable y cuándo es responsable. La falta de estos criterios amenaza el cumplimiento de los objetivos organizacionales. Cuando la rendición de cuentas es adecuada se conocen las funciones de cada uno de los miembros y se optimiza la respuesta ante cualquier contingencia. 

4. Transparencia. Tal vez la transparencia en todos sus aspectos constituye el elemento más importante que debería tener el sector público en nuestro país. La falta de claridad en la información debilita la confianza en las entidades públicas por parte de los terceros involucrados. Mostrar cómo se obtienen los recursos, el gasto de los mismos y la administración de las operaciones, demuestra que las entidades públicas son fiables, responsables y con una buena gobernabilidad”.

Adicionalmente a estos principios citados, incluyo la “Ética”, el cual debe ser el pilar importante en la gestión del buen Gobierno Corporativo. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed