MENU
mercado

La temeridad de las guerras comerciales de Trump

10 junio, 2018 • Mercados

José A. Montenegro

Economista y Periodista

Evidentemente las guerras comerciales con las que anda jugando esta Casa Blanca, -reality show de cuarta fila-, son una temeridad. Cualquiera con un mínimo conocimiento de cómo funciona la economía global, y la historia económica de los últimos doscientos años, sabe que las guerras comerciales han sido siempre nefastas para la humanidad. Y lo que es peor, que siempre empiezan por pequeñas cosas a las que se les suele quitar importancia, pero terminan siendo catastróficas. Obviamente Trump no sabe eso, -como tampoco por cierto otras muchas cosas-, y la Caja de Pandora que su Administración ha abierto ya con el tema, es  una irresponsabilidad solemne.

Hace poco, alguien tan poco sospechoso de ir en contra del “status quo” económico estadounidense, como es el caso de Tom Donohue, Presidente y CEO de la Cámara de Comercio estadounidense, ha advertido en un memorándum, del riesgo que tienen las guerras comerciales, y de los números concretos en pérdida de empleos que ya se pueden anticipar sobre algunas de la medidas a la vista.  Por ejemplo y según sus estudios, Estados Unidos perderá 1.800.000 empleos, en solo el primer año, si es que no se renueva el NAFTA. 470.000 empleos como consecuencia de la imposición de tarifas a la importación de acero y aluminio, 134.000 empleos por los aranceles anticipados a China, y otros 157.000 empleos destruidos en el sector de partes o accesorios para automóviles. No está mal para ir abriendo boca. Porque como digo, esto es solo el principio.

El pasado fin de semana el Grupo de los Siete, (G-7), ha advertido a EE.UU. del tremendo riesgo que implica seguir adelante con esa ofensiva, que  Trump ha iniciado, y que amenaza con aislar a Estados Unidos del mundo. Un absurdo tan descabezado, como el que solo una Administración de tan bajo nivel como la que rodea a Trump, puede llegar a cometer. Están en riesgo los avances de la civilización occidental los últimos 70 años.  

La política  improvisada  de esta Casa Blanca, está empezando a ir demasiado lejos. Cuando en 1947 se sentaron las bases del comercio internacional post II Guerra Mundial, Estados Unidos, Europa y el resto de los países más avanzados económicamente, acordaron seguir un código de comportamiento de libre mercado y democrático, con una serie de reglas del juego que todos aceptarían.  La prosperidad por mucho tiempo fue el resultado de esos acuerdos. Ahora paradójicamente Estados Unidos, quiere echar abajo ese orden global liberal. Insisto: Temerario. Feliz Semana. 

El autor es Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com, 

Director y presentador del programa GloboEconomía de CNN.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed