MENU
investigacion

Lecciones Mundiales

9 julio, 2018 • Investigación y mercado

Luis E Camejo C

Consultor en Marketing

@luiscamejoPTY

Los Mundiales de Fútbol, y no pude ser de otra manera, terminan reflejando la realidad de las sociedades en las cuales vivimos y, más específicamente, nuestras culturas. Siempre se ha hablado del orden europeo, de la disciplina asiática, la fortaleza africana y la picardía latina, creando estereotipos, o más bien paradigmas, que definen a cada uno de esos pueblos.

Tomando esto en consideración, creo que podemos tomar varios ejemplos de casos que se han sucedido tanto en este Mundial de Fútbol como en otros eventos de esta disciplina, como por ejemplo juegos olímpicos, entre otros, para definir algunos modelos de liderazgo, valores y estrategias que bien podemos utilizar en nuestras empresas o negocios.

El modelo de liderazgo de Obdulio Varela: Obdulio Varela protagonizó lo que probablemente haya sido uno de los episodios más emotivos e inspiradores de todas las copas mundiales. Este hecho ocurrió durante el juego final de la Copa de 1950, celebrado en Río de Janeiro, Brasil, en el mítico estadio Maracaná. Antes de realizarse ese último juego, parte de la prensa charrúa y dirigentes del país declararon a la prensa que podían darse por cumplidos con la actuación del equipo (a Brasil le bastaba empatar para ser campeón) pero Obdulio les dijo a sus compañeros estas palabras: “Los de afuera son de palos, cumplidos soló si somos campeones”. Cuentan que esas palabras, más el liderazgo de Obdulio llevaron a Uruguay a sobreponerse a un gol de Brasil, empatando y luego ganando el juego, titulándose así campeones mundiales. Pero no fue sino hasta el momento de la celebración cuando se pudo observar a plenitud la grandeza de Varela, quien en lugar de festejar con sus compañeros, se tomó un tiempo importante para consolar y abrazar a los jugadores contrarios, demostrando que un líder debe inspirar a su equipos, ser un ejemplo, pero también debe mostrar valores como bondad, honestidad, empatía e inteligencia emocional. 

Al maestro con cariño: siguiendo con la selección uruguaya, tomamos ahora como referencia de un líder formador al “maestro” Oscar Washington Tabares, director técnico de dicha selección, quien se preocupa por la formación de sus jugadores, no sólo a nivel deportivo, sino a nivel personal, inculcándoles valores como la cultura, las artes, las ciencias, consejos financieros. Enseñándoles el valor de la unión, el trabajo en equipo, la confraternidad. Esta filosofía de trabajo ha colocado a su selección en Cuartos de finales, es decir, entre los mejores 8 equipos del torneo. Y seguro, irán por más.

Honradez y juego limpio: el hecho que les compartiré a continuación no se dio en el marco de ningún mundial, pero es tan significativo que vale la pena incluirlo en estos relatos. En el año 2003, en los juegos clasificatorios para las Olimpíadas de 2004 se enfrentaron la selección de Irán y la de Dinamarca. Cuando ya finalizaba en primer tiempo, un defensor iraní confundió los silbidos de un pito en las gradas con los del árbitro principal, creyendo que el tiempo había acabado, por lo cual, tomó el balón con las manos dentro de área y, acto seguido, el principal cantó pena máxima. El jugador danés, encargado de patear el penal se acercó a su director técnico y entre ambos acordaron algo insólito: iban a fallar el penal, para no aprovecharse de un error del rival. Al final el juego quedó 1-0, pero no favor de los vikingos, sino a favor de los iraníes. Dinamarca prefirió perder con honestidad a ganar con la conciencia intranquila. Poco tiempo después, el equipo de Dinamarca fue galardonado con el trofeo Fair Play del Comité Olímpico Internacional, lo cual demuestra algo muy importante a nivel corporativo al día de hoy: la honradez, la transparencia y el juego limpio favorecerán siempre a la reputación e imagen de la empresa y será bien reconocido.

Crear y perseverar: Pedro Blanco es un niño de 8 años de edad, cuya madre no tenía dinero que darle para que comprara y completara el álbum de figuritas del Mundial de Rusia. Pero el niño, entre sus ilusiones y su inocencia, decidió que nada le impediría tener su álbum, por lo cual, pidió prestado a sus compañeros y amigos sus álbumes y, de una forma determinada y creativa, decidió dibujar y pintar a cada uno de los jugadores de las 32 selecciones, replicando en su totalidad todas las páginas del coleccionable. Pedro nos da una gran lección para el mundo empresarial: no hay problema que con determinación y creatividad no se pueda vencer. 

Sigamos disfrutando del Mundial pero sobre todo, aprendiendo de sus valiosas lecciones. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed