MENU
a fondo1

Línea 2 del Metro avanza 45%

9 julio, 2017 • A Fondo

Luis M. Blanco B.

elfinanciero@efpanama.com

El Financiero

Pese a que el Gobierno ofreció apretar el acelerador, todo indica que la Línea 2 del Metro de Panamá no estará habilitada para el uso público en enero de 2019, cuando se espera la llegada de unos 500.000 jóvenes para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), sino en el plazo establecido en el contrato.

Las obras tienen un avance del 45% hasta ahora, pero el consorcio a cargo de la obra, conformado por la española FCC y la brasileña Odebrecht, señaló a los periodistas durante un recorrido a los trabajos, que para mayo de 2019 estaría terminado el proyecto, no para finales de 2018, como varios portavoces del Ejecutivo panameño han dicho reiteradamente, empezando por el presidente Juan Carlos Varela.

El consorcio brasileño-español ganó la licitación para construir la Línea 2 del Metro de Panamá al presentar una oferta económica de 1.857,70 millones de dólares, pero, el contrato se firmó por 2.062,7 millones como cifra total, sumando 205 millones de dólares por “costo de financiamiento” acordado con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). 

El pasado 10 de junio un representante de la Secretaría del Metro, José Karamañites, dijo a periodistas que los trabajos del viaducto se terminarán en el primer trimestre de 2018 y luego seguirá la electromecánica, instalación de los trenes y la alineación final.

Pero, el pasado 4 de julio el secretario de Metas de la Presidencia, Jorge González, en una entrevista sostuvo que hacia fines de 2018 se terminará la construcción y en diciembre de ese año se harán las pruebas.

En el recorrido, los ingenieros jefes mostraron los nueve kilómetros de vigas U ya colocados de los 21 kilómetros que tendrá la línea, los 10,8 kilómetros de rieles y las catenarias ya levantadas en 2 kilómetros de la ruta, que son los que alimentarán de electricidad a los 21 trenes que recorrerán la ruta, con capacidad cada uno de 1.000 pasajeros.

Según el contrato suscrito, las obras “sustanciales”, que iniciaron el 5 de octubre de 2015, deben durar 44 meses contados a partir de la orden de proceder, expedida el 7 de septiembre de ese año, o sea que mayo de 2019 es la fecha contemplada oficialmente.

Para poder adelantar o posponer ese plazo, el mismo contrato tiene bien definidas las causas y los mecanismos legales para hacerlo y quién puede invocar la modificación, algo que, hasta el momento, no ha ocurrido, porque no hay colgada ninguna adenda en la documentación publicada en Panamá Compra.

Los ingenieros aseguran que los trabajos se desarrollan conforme al calendario establecido, por lo que para finales de 2018 se deben iniciar las pruebas estáticas y dinámicas, periodo en el que no debe usarse para el transporte masivo, y en mayo de 2019 se deben culminar, coincidiendo con las elecciones generales en Panamá.

Una guía la da la Línea 1 del Metro, terminada en febrero de 2014, pero puesta en servicio comercial en abril de ese año, luego de los ajustes debidos.

El primero de los 21 trenes, de cinco vagones cada uno, está previsto que llegue a inicios del próximo año.

Cuatro de las 16 estaciones muestran los mayores avances, y son las de Pedregal-Las Acacias, Hospital del Este, Cincuentenario y San Antonio.

De acuerdo con el consorcio, se realizaron adaptaciones al diseño para proteger de la lluvia a estructuras internas de las estaciones, subsanando el “defecto” que tienen las estaciones de la Línea 1, que ellos mismos construyeron, en donde el agua de lluvia se cuela.

Unas 3.500 personas trabajan en la obra, que beneficiará a más de medio millón de habitantes del Este de la capital, porque esa era la población que se midió en principio hace una década atrás y que debe llegar a 750.000 personas en 2035, que es el horizonte de planificación del suburbano, que contempla una red de ocho líneas para esa época.

“Actualmente el tiempo de viaje en transporte público promedio desde estos sectores al centro de la ciudad en el período pico está cercano a los 90 minutos, pudiendo alcanzar más de dos horas”, según la Secretaría del Metro.

De acuerdo con la proyección, más de 400.000 viajes diarios se realizarán en 2035 entre Panamá Este y el centro “en condiciones de movilidad insatisfactorias aún considerando la extensión del Corredor Norte hasta Tocumen y una operación de MetroBus con carriles preferenciales sobre la avenida Domingo Díaz”, si no se hiciera la Línea 2.

Así que en las 16 estaciones se prevé que suban hasta 40.000 personas por hora sentido a máxima demanda, aunque se calcula que se iniciará con unas 16.000 personas en 2019.

Pero los 21 kilómetros iniciales del trazado que llegarán hasta el cruce con la Línea 1 en San Miguelito, se deben ampliar, en una siguiente etapa, hasta la Universidad Tecnológica, en la Vía Ricardo J. Alfaro, con un aproximado de 3,6 kilómetros y en una tercera fase hasta la avenida Federico Boyd hasta la Cinta Costera, con una conexión con la Línea 1 en la estación subterránea de la Iglesia del Carmen. Otro tramo de 2 kilómetros se levantará desde Tocumen hasta Felipillo, en el otro extremo, pero no hay fecha para esto.

Antes del 7 octubre de 2015 se le adelantó al consorcio 100 millones de dólares, de 136,15 millones programados para ese año, y otros 18,5 millones se le dio en marzo de 2016, el resto se cargó a la financiacion del contratista (85%) que se redimen con Certificados de No Objeción, que la Secretaría del Metro está obligada a aceptar.

La cláusula 5.1 del contrato MPSA-014-2015 establece 44 meses para entregar la “parte sustancial” de la obra a partir de la orden de proceder fechada el 7 de septiembre de 2015, o sea en mayo de 2019, dirigida a Marcos Steinthal Tepedino, representante legal del Consorcio Linea 2 y firmada por Roberto Roy, jefe del Metro de Panamá.

Luego de la aceptación de la “parte sustancial”, el consorcio tendrá otros 180 días para completar los detalles pendientes, luego de lo cual se dará la aceptación total de la obra.

De 2016 a 2022 se amortizará el financiamiento, con 7 fechas de pago fijas, el 30 de noviembre de cada año, y ya se pagó el 11,30% el año pasado, este 2017 toca honrar el 18,70%. En total el 87,5% del coste es financiado por el consorcio, detalla el voluminoso contrato, que cuenta con 24 anexos.

Panamá es el único país de Centroamérica que cuenta con metro. La primera línea, de 16 kilómetros e inaugurada en abril de 2014, requirió una inversión de 2.200 millones de dólares y fue construida también por Odebrecht y FCC.

Mientras tanto, los pacientes miles de panameños siguen soportando las incomodidades que causan los trabajos a lo largo de la vía Tocumen, con la esperanza de que días menos estresantes lleguen cuando se abra la nueva línea..

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed