MENU
legal

Los gastos deducibles en la declaración de rentas de personas naturales

22 enero, 2018 • Legal y Tributario

Mayra Rodríguez

Consultora

Hemos iniciado un nuevo período período fiscal, sobre el cual tanto las personas naturales como jurídicas tienen, como contribuyentes, deberes y derechos en el cumplimiento del pago de impuestos.

Entre los deberes que menciono está la presentación de la Declaración Jurada de Rentas correspondiente al cierre del período fiscal 2017.  Las personas jurídicas deben presentar antes del 31 de marzo y las personas naturales antes del 15 de marzo.

Me enfocaré en este artículo en las personas naturales, que por lo general, en el caso de las personas asalariadas, no presentan una declaración jurada de rentas, por razones de que su patrono tienen la obligación de retención y pago del impuesto sobre la renta, sin embargo, es relevante mencionar que estas personas naturales aunque sean asalariadas, no están limitados a no presentar una declaración jurada de rentas.  En algunos casos me ha tocado recomendar a personas naturales presentarla, esto último porque hay algunos gastos que pueden deducir de sus ingresos recibidos, así también si adicionalmente reciben otros ingresos, esto le permite beneficiarse de los gastos deducibles que menciona el Código Fiscal.  Todo lo anterior siempre y cuando cumpla los requisitos exigidos por la norma, así como incentivos y arrastre de pérdidas si los tuvieren.

Es importante mencionar que por desconocimiento de la norma podemos obviar u omitir algunos beneficios fiscales e inclusive ser multados por declarar gastos que no están permitidos según el Código Fiscal.  Cuando se presenta una declaración de rentas tenemos algunas ventajas, entre ellas el ahorro, poder presentar declaraciones de rentas ante entidades bancarias e inclusive presentarla en algunos trámites en donde se nos exija la comprobación de ingresos.

Las personas naturales pueden efectuar deducciones como:

a.    Deducción personal básica anual (cónyuges): cuando la pareja del cónyuge esté unida legalmente por vínculo matrimonial.  Así también aquella pareja que lleve vida marital de forma estable por lo menos 5 años comprobado.

La deducción básica es de B/.800.00 cuando presenten su declaración de forma conjunta.

b.    Gastos médicos: son aceptados como deducibles aquellos gastos médicos no cubiertos por pólizas de seguros en concepto de hospitalización, diagnóstico, prevención, alivio o tratamiento de enfermedades, así también las primas de pólizas de seguros de hospitalización y atención médica.

Para que estos gastos sean aceptados como deducibles deben cumplir con algunos requerimientos como: que sean realizados en el territorio nacional, que correspondan al contribuyente y sus dependientes según el Código de Familia.  Deben estar documentados mediante facturas legales que cumplan con los requisitos de ley, esto quiere decir que dichas facturas contengan número de RUC, dígito verificador, nombre del que emitió la factura, el nombre del contribuyente, la cantidad, sellos y firmas en caso de clínicas.

En la norma no se establece un límite sobre el monto.  Debo destacar que en aquellos casos de cónyuges que declaren por separado se permite que alguno de ellos puedan presentar como deducibles los gastos médicos o bien pueden dividirlas, pero nunca beneficiarse ambos sobre los mismos gastos.

c.    Intereses por préstamos hipotecarios: sobre este beneficio toda persona natural deberá solicitar a la entidad bancaria, una carta donde se detallen las deducciones de estos intereses anuales sobre aquellos préstamos hipotecarios no preferenciales, y no puede ser mayor a B/.15,000 por año.  Esto aplica solamente para personas naturales y para la vivienda principal del propio contribuyente y que la misma esté ubicada en Panamá.  

d.    Intereses por préstamos educativos: aquellos intereses pagados por préstamos destinados a la educación del contribuyente y sus dependientes y no están limitados en cuanto a monto para ser declarados como deducibles.  Ahora bien la norma establece que para que dichos intereses sean reconocidos deben haberse generado de un préstamo con el IFARHU.

La responsabilidad no es solamente del Contador que prepara la Declaración Jurada de Rentas sino también del Contribuyente.  En muchos casos las personas guardan todas las facturas con la particularidad de que no están a su nombre, no cuentan con los requisitos formales de su presentación, aquellas facturas por compra de medicamento, no ºcuentan con una prescripción médica que así lo confirme, en fin, presentamos una serie de documentos que en muchos casos exigimos sean contempladas en la declaración de rentas, pero que las mismas no cumplen con lo exigido por Ley.  Esto último nos puede hacer incurrir en multas y alcances innecesarios ante la Dirección General de Ingresos. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed