MENU
a fondo 1

Nuevo gobierno deberá mejorar recaudación de impuestos

14 enero, 2019 • A Fondo

Las principales predicciones de la firma consultora PWC son que el nuevo gobierno de Panamá, electo en mayo de 2019, tendrá que aplicar medidas para la mejora de la recaudación de impuestos, mientras  el crecimiento global disminuirá.

El reporte de la firma hecho por los economistas Barret Kupelian y Mike Jakeman, junto al socio de impuestos y legal Edgar Mendoza, ofrece detalles sobre las perspectivas económicas para 2019.

En el caso de Panamá, PWC se fundamenta en datos de  la Cepal, que indican que Panamá será una de las economías que reporte más alto crecimiento en Centroamérica, con una tasa prevista de 5,6% durante 2019. 

PWC hace énfasis en que se efectuarán elecciones generales durante año 2019. En esté sentido sostiene que debido al estado actual de las finanzas públicas, se espera que el nuevo gobierno incorpore algunas medidas encaminadas a la mejora de las finanzas, en especial en el aspecto recaudatorio del impuesto sobre la renta y del ITBMS, con algún tipo de contención en el gasto público.

Con respecto a otros países indica que la banca central de Guatemala prevé que para 2019 el crecimiento económico sea del 3.1% al 4.1%, considerando factores como las condiciones de crecimiento a nivel mundial y local, así como el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), importaciones, remesas familiares, inflación y la reciente aprobación del aumento al salario mínimo.

Tanto para Guatemala como para Honduras y El Salvador, las remesas son un factor importante para sus economías. En el caso de Guatemala, en 2018 superaron los US$8,400 millones, por lo que se espera que para 2019 se superen los US$9,600 millones. Cabe mencionar que el ingreso de este dinero al país es uno de los factores que estimula el consumo interno y a su vez la producción nacional.

En tanto, en El Salvador según el Banco Central de Reserva (BCR), la proyección de crecimiento del PIB estimado es de 2.6% para el año 2019; sin embargo, esto puede variar tomando en cuenta que en febrero próximo se estarán llevando a cabo elecciones presidenciales y el nuevo gobierno entrará en funciones el 1 junio, con dicho cambio se espera que se ejecuten acciones que mejoren las actuales condiciones sociales y económicas del país. Para 2019 existe una alta probabilidad de que el Gobierno salvadoreño enfrente un déficit fiscal cercano a los US$1,000 millones.

En el caso de las remesas familiares, en 2018 este sector creció 8.8%, por lo que se espera un aumento en la cifra durante 2019. Mientras tanto, se tienen altas expectativas de la unión aduanera entre El Salvador, Guatemala y Honduras, que según el Ministerio de Economía salvadoreño, convierte los puestos fronterizos en aduanas de paso, que permiten a las empresas movilizar mercancías y hacer sus trámites con la Factura y Declaración Única Centroamericana de manera ágil y eficiente.

Para el Banco Central de Honduras (BCH), para el año 2019 se tiene previsto un crecimiento económico estimado desde 3.8% hasta 4.2%. Se estima que las remesas familiares enviadas a Honduras en 2018 sumaron los US$4,600 millones, cifra que se espera para 2019. Cabe mencionar que las remesas familiares son la principal fuente de divisas del país, por encima de exportaciones como café, productos de maquila, camarón, entre otros.

En Nicaragua el análisis señala que desde abril de 2018, está enfrentando una crisis sociopolítica, por lo que las autoridades proyectan que el PIB caerá 4% para 2018, y para 2019 se estima que, de no mejorar la situación, nuevamente se tenga una caída de entre 8 y 11 puntos adicionales. Esto conlleva a que importantes firmas como Fitch Ratings bajen la calificación crediticia del país por contracción económica.

Costa Rica por su parte, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), alcanzará un crecimiento económico del 2,9%; sin embargo, esta cifra se verá influenciada por otros factores, incluyendo la recientemente aprobada reforma fiscal, con la cual el Banco Central de Costa Rica estima que se reduciría progresivamente el déficit fiscal del PIB.

El informe también vaticina que el crecimiento global disminuirá. En esté sentido indica que la economía global disfrutó un mini-boom entre finales de 2016 y principios de 2018, cuando mejoró el crecimiento en las principales economías. Esta fase se acabó, y en 2019 esperamos que las economías del G7 vuelvan a sus tasas promedio de crecimiento. En EE.UU., el impulso logrado con el estímulo financiero se desvanecerá, las mayores tasas de interés atenuarán el gasto del consumidor, y un dólar más fuerte continuará siendo una rémora para las exportaciones netas. Esperamos que el crecimiento se modere de un estimado 2.8% en 2018 a alrededor de 2.3% en 2019. La eurozona se verá afectada por la incertidumbre relacionada con las tensiones del comercio global, el brexit y las políticas italianas, mientras que el Banco Central Europeo ofrecerá menos apoyo al crecimiento debido a la finalización de su política de flexibilización cuantitativa. 

El crecimiento en China también será lento en comparación con 2018. Aunque el gobierno procurará asegurarse de que este sea mínimo, el impacto de las tarifas de EE.UU. y la necesidad de controlar los niveles de deuda lograrán aunque sea una modesta desaceleración en el crecimiento en 2019. Un fuerte dólar ejercerá presión periódica sobre las monedas de los mercados emergentes, pero es probable que este efecto disminuya más adelante en el año, cuando pensamos que se hará más evidente que la economía de EE.UU. estará disminuyendo.

Se intensificarán los 

conflictos comerciales

Se espera que continúen las guerras comerciales en 2019. Esto generará mucha más incertidumbre para los políticos y negocios. Uno intentará evaluar el impacto de tarifas potenciales en el crecimiento y la inflación, mientras que el otro intentará mitigar el impacto de sus cadenas de suministro y clientes. El enfoque principal de las tensiones continuará siendo probablemente el comercio EE.UU.-China, pero siempre existirá el riesgo de que esto escale a un conflicto comercial mayor y los negocios deben prepararse para los diferentes escenarios.

De vuelta en la zona de 

$1 billón de dólares:

El déficit del Gobierno de EE.UU. continuará creciendo en términos absolutos y pudiera aumentar sobre la marca de US$1 billón de dólares en 2019, gracias a los cortes de impuestos que pasó el Congreso a finales de 2017, y a un aumento en los límites de gastos de los departamentos del gobierno. Un déficit de $1 billón de dólares significa que el Gobierno estadounidense gastará por día US$3 mil millones más de lo que recibe en impuestos y otros ingresos en 2019. En comparación, la economía de la Unión Europea, que es similar en tamaño a la de EE.UU., marcará un déficit gubernamental total de una quinta parte de la de EE.UU. con algunas economías grandes (Alemania y Holanda) y pequeñas (Chipre, Luxemburgo, Malta y Grecia) marcando un superávit presupuestario.

2019 será uno de los 10 años más calientes de la historia 

Las emisiones de gases de efecto invernadero están generando temperaturas récord alrededor del mundo, y también parecen estar contribuyendo a más frecuentes eventos climatológicos extremos.

La Organización Meteorológica Mundial (WMO, por sus siglas en inglés) sugiere que el nivel de temperatura mundial en 2017 fue de 1.1°C por encima del promedio preindustrial de 1850- 1900. Esto es más de la mitad del camino hacia limitar el calentamiento a menos de 2°C relativo al promedio preindustrial establecido en el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático. De acuerdo con Munich Re, las pérdidas totales relacionadas con eventos asociados al clima en 2017 alcanzaron los US$320 mil millones, una cifra récord ajustada a la inflación.

Basados en datos obtenidos por la WMO en su declaración anual sobre el comportamiento del clima mundial, esperamos que 2019 se una a 2017, 2016, 2015, 2014, 2013, 2010 y 2009, que están en el top 10 de los años más calientes de la historia (los datos de 2018 están aún por publicarse).

Alrededor de 40 países verán sus fuerzas laborales encogerse

Hace 30 años, generalmente se necesitaba una guerra o un disturbio civil para que se encogiera la población en edad laboral de un país. Esto ocurrió únicamente en algunos pocos Estados, como Liberia y partes de la desintegrada Yugoslavia. Pero en cada década, desde entonces, el número de dichas economías ha aumentado a 16 en 1999 y a un estimado de 39 en 2018, gracias a un envejecimiento demográfico y a niveles de fertilidad inferiores a las de reemplazo. De acuerdo con datos del Banco Mundial, siete de los países del G20 tienen fuerzas laborales decrecientes, además de otras economías principales como Austria, Portugal y España. Pero el nexo global de la fuerza laboral decreciente continúa siendo Europa Oriental. Es posible viajar en círculos desde la costa del Mar del Norte de Alemania, moviéndose al sur y este hacia el Mar Egeo de Grecia, luego girar al norte a través de Moscú, y finalmente al oeste, para terminar en el Mar Báltico de Alemania, pasando por 23 países, los cuales todos tienen números decrecientes de trabajadores.

Es probable que este círculo se amplíe más en 2019 para incluir a Holanda y posiblemente Bélgica. Tener menos trabajadores es un problema para la economía. La productividad debe aumentar más rápidamente tan solo para mantener la producción. La financiación del gobierno debe provenir de menos contribuyentes. Y si la fuerza laboral decreciente es causada por una sociedad cada vez más vieja, debe haber cada vez más pensionados mantenidos durante su vejez. Esperamos que los gobiernos más inteligentes inviertan más tiempo pensando en cómo mantener a sus trabajadores de mayor edad en la fuerza laboral por más tiempo durante los próximos años.

El Reino Unido caerá en los rankings de las economías más grandes del mundo

Por último el reporte indica que el Reino Unido era considerado como la quinta economía más grande por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en 2018 en términos del dólar de EE.UU. en tipos de cambio de mercado. Basados tanto en las predicciones del FMI como en nuestras principales proyecciones, es probable que sea sobrepasado por otros dos en 2019: India y posiblemente Francia. Uno de estos cambios será seguramente permanente. India es la economía de mayor crecimiento en el mundo, con una enorme población, demografía favorable y un gran potencial de recuperación debido a su bajo PIB inicial per cápita. 

El Reino Unido y Francia, sin embargo, han intercambiado lugares regularmente durante la última década o dos, debido a sus niveles similares de desarrollo y a su población. La mejora de Francia en 2019 dependerá en la continua fuerza relativa del euro contra la libra, pero mucho depende de cómo resulta el brexit.  

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed