MENU
a fondo 1

Panamá acaba con su sociedad corrupta o fracasa como país

8 abril, 2019 • A Fondo

Panamá tiene “una sociedad corrupta”, porque si el funcionario de cualquier nivel pide dinero por hacer un favor es porque alguien está dispuesto a pagarlo, así como hay grupos de empresarios que se han aprovechado al más alto nivel de contratos porque la “débil institucionalidad” permite que los dignatarios del Estado también se coludan para lo mismo.

Así de claro es el enfoque de la presidenta de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), Mercedes Eleta, quien explicó que el conjunto de organizaciones empresariales y de la sociedad civil, unas mil personas en concreto, participaron en la elaboración de una propuesta de agenda de gobierno hasta el año 2050 con el fin de que el país evite caer en el despeñadero al que se aproxima por la falta de sostenibilidad de su modelo de desarrollo.

Toda la membresía del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), al que pertenece APEDE, respalda la propuesta de visión de país con la pretensión que la próxima administración, que sea electa el 5 de mayo entrante, la incorpore como “políticas públicas” que “estamos dispuestas a acompañar en una asociación público-privada” para llevar a Panamá a una senda de desarrollo sostenible basada en una fuerte institucionalidad.

“El futuro del país está en riesgo”, advirtió Eleta, al referirse a que no es posible colocar a Panamá en el sendero del desarrollo sostenible si no se acometen profundas reformas “cuyo eje transversal es la institucionalidad”, eso se repite “en todos los foros preparatorios, en todo el país”, la preocupación “no solo es la corrupción, sino el estado de la burocracia que permite el desarrollo de esa corrupción”.

Panamá “es el país que más crece en Latinoamérica, no tanto como crecíamos antes, pero seguimos creciendo más que el  resto de la región, pero a base de megaobras, y eso no es sostenible, va a llegar un momento en que eso se va a acabar y no hemos guardado para la época de vacas flacas ¡y no lo hemos hecho!” exclamó la dirigente.

“Nosotros hemos estado creciendo con megaobras, en función de deuda, el metro, el canal y seguimos construyendo lo que sea, puertos, carreteras, eso en algún momento se acaba, nosotros tenemos que aprovechar ese impulso para fortalecer la institucionalidad y no lo hemos hecho”, lamentó.

En medio de firma de documentos, revisión de programas, atender llamadas telefónicas, la presidenta de APEDE perfila la meta de la 53 Conferencia de Ejecutivos de Empresas (CADE) en donde se expondrá al país la visión 2050 y mediante plataformas digitales al resto del mundo, con la esperanza que los siete candidatos presidenciales, que ya recibieron el documento en un anterior foro del CONEP, lo asimilen y respalden públicamente.

“Es insostenible seguir como estamos actualmente, el horizonte a 2050 no lo hemos cuantificado en cuánto hay que invertir, pero sí estamos seguros que los recursos que tenemos en el presupuesto (de unos 26.000 millones de dólares para 2019) deben ser usados adecuadamente,  no para pagar botellas”, sentenció.

De acuerdo con la visión empresarial, que reconoció no ha recibido muchos aportes del sector trabajador, aunque han participado en los foros preparatorios, Panamá tiene que enfocarse en la productividad y la eficiencia en todos los niveles y ámbitos de la vida nacional para evitar el descalabro de la sociedad.

Fundamentados en una metodología compartida por el Banco de Desarrollo de América Latina CAF, con el que prepararon la visión 2025, con un mecanismo basado en pilares fundamentales y sistemas de seguimiento y verificación de cumplimiento, la propuesta busca que la “descentralización con fortaleza, la inclusión total, la transparencia, la competitividad, el gobierno abierto” sean incorporados a la vida diaria del panameño.

El mea culpa empresarial

Aunque se defendió cuando se le cuestionó sobre un “mea culpa” de parte de los empresarios sobre la situación del país, porque fueron los más beneficiados por “la prosperidad con megaproyectos”,  Eleta insistió en que “tanto el grande como el chiquito tienen responsabilidad” y aclaró que “un grupo” de grandes empresarios fue el que se benefició, no el grueso.

Los empresarios advierten que en la falta de competitividad del país, pesan “la excesiva burocracia y tramitología como factor principal de la corrupción”.

La conclusión es que el Estado en vez de ser un facilitador que apoya en las actividades productivas, se ve deteriorado y cada vez más la discrecionalidad del funcionario público alimenta la corrupción, aseveró.

“Una conclusión sorpresa es que la corrupción si es un factor que preocupa, pero la corrupción no es lo que más preocupa, sino la burocracia, que es la que la alimenta, la corrupción es un producto colateral al exceso de gobierno, de Estado, de tramitología y muchas veces a la falta de competitividad de los servidores públicos, hay algunos buenísimos, pero tiene que haber una carrera administrativa que se premie por mérito”, según el diagnóstico empresarial.

Acabar con el clientelismo, con las botellas, “con los puestos que me gané porque caminé con el candidato, todo eso genera un estado paquidérmico que no genera competitividad en el país”, son parte de sus aspiraciones.

Cuestionada si los candidatos presidenciales le darán su adhesión al plan, Eleta dijo “soy optimista”, pese al desaire que le hicieron al CONEP tres candidatos en un reciente foro económico en el que se les entregó el documento a los cuatro que asistieron y se expulsó, a petición de los asistentes y el resto de aspirantes, de un enviado que no estaba en el programa, pese a ser un economista de renombre.

Según la dirigente, los equipos de los siete candidatos han participado en los diferentes foros sobre la visión 2050 y “algunos mencionan sus contenidos sin decir que son del documento, pero vemos que lo están internalizando, lo están tomando en cuenta en sus programas y eso es bueno para el país”.

Institucionalidad, gobernabilidad, transparencia, tienen que ver con cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y para lograrlo “alguien tiene que pagarlo y somos todos”, porque hablar de inclusión de minorías, por género, de los indígenas, de la mujer, es para repartir equitativamente.

“Pero que vamos a repartir si no generamos ingresos, no es con subsidios, esa no es la vía, hay que generar riqueza, crear los mecanismos y oportunidades de inclusión para que se genere esa riqueza para todos, con criterio social, ¿sino que vamos a repartir, más pobreza?”, cuestionó la presidenta de APEDE.

El país genera el 85 por ciento de su producto interno bruto en el área interoceánicas, de ello el 80% en la ciudad de Panamá, necesitamos incorporar al resto del país al desarrollo, a la generación de oportunidades para que no tengan que migrar a la ciudad y alimentar un cordón de pobreza. Hay que generar un proceso de descentralización robusto para que sean dueños de su desarrollo, apuntan.

El Canal que papel 

desarrolla

El Canal de Panamá, a 20 años de su reversión, sigue siendo un negocio de pasar barcos, porque así lo impuso Estados Unidos por 85 años, un tutelaje que aún persiste, pero que debe cambiar, ya es hora que realmente el país desarrolle su visión logística en la que la vía sea una parte, para ello hace falta los nuevos puertos en Corozal, potenciar los existentes y dejar de responder a intereses extranjeros por concesiones que no miran a los panameños, esbozó la entrevistada.

Ello es así para que Panamá “sea verdaderamente un hub logístico”, y recuperar el primer puesto que ahora ostenta México “sino, nos van a quitar el segundo y tercer lugar, como no hagamos nada”, advierte.

“No podemos seguir siendo solo pasabarcos, era muy importante, pero nunca tuvimos la opción de optimizar esa función, hoy tenemos que incorporar a la logística, invirtamos lo que tenemos que invertir, capacitemos a nuestra gente para ser el punto de logística más grande del mundo”, expresó Eleta.

La transparencia

Una de las estrellas del encuentro de CADE, que se celebrará esta semana, del 10 al 12 de abril, es José  Ugaz, el archiconocido exfiscal peruano que metió presos al expresidente Alberto Fujimori y a su exasesor Vladimiro Montesinos, responsables de una megatrama de corrupción dentro del Estado peruano.

Por su labor Ugaz fue presidente de Transparencia Internacional  y le tocará abrir la conferencia de CADE con una exposición sobre la defensa de la institucionalidad, en función de la política de desarrollo del país, y quien demostró que “nadie está por encima de la ley” así sea el presidente del país.

En la conferencia también se planteará cómo sacar de la situación crítica al agro panameño, que de un 28 por ciento del producto interno bruto hace unas tres décadas, ahora representa apenas el 2,7 por ciento, porque “está en una situación perder-perder”, en donde “nadie está haciendo lo que se debe, el productor tiene que entender que hay que modernizarse, que no puede depender del subsidio, además, se tiene que acabar con las importaciones fuera de tiempo”.

Reactivemos el agro, el plan maestro de Chiriquí está caminando con apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que ya está caminando con su apoyo enorme, has sido un apoyo para la construcción de la visión de Azuero también, del maestro del agro que también ya fue presentado en esa región, hay un enorme potencial, señaló.

La dirigente calcula que unos 300 participantes a diario colmarán las sesiones, mientras que por redes sociales propias y de medios panameños alcanzarán “a miles” desde las universidades y los centros de desarrollo del país. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed