MENU
Eco 2

Panamá fortalece a la Zona Libre de Colón para afrontar el desafío global

8 abril, 2019 • Economía

Luis Blanco

El Financiero

Precio, velocidad y disponibilidad son las claves que la Zona Libre de Colón (ZLC), la mayor de América, explotará para ser líder del comercio electrónico (e-commerce) en el Hemisferio, estrategia que pretende mejorar los ingresos del emporio comercial, con un techo posible de 14.000 millones de dólares a mediano plazo.

Enclavada en la costa del Caribe panameño, esta zona franca cuyo negocio principal se centra en las importaciones y reexportaciones, ahora da el paso a una nueva estrategia tecnológica que comenzará a funcionar en mayo, al que tendrán acceso todas las empresas que operen en ella y que soliciten la llamada “Clave de Comercio Electrónico”.

Para que las empresas empiecen a usar la plataforma desarrollada por Crimsonlogic, el administrador de la Zona Libre de Colón (ZLC), Manuel Grimaldo explicó que la compañía de logística internacional DHL Express y OMNI-PRO dictarán talleres para adaptarse al sistema y mostrar los beneficios a largo plazo.

“El proyecto será un mecanismo para impulsar el desarrollo de la ZLC, permitirá incrementar el comercio y facilitar la prestación de servicios complementarios a la comercialización de mercancías, a fin de ser más competitivos con otras zonas francas”, declaró.

Manifestó que el objetivo principal es incrementar el comercio de empresas de venta minorista y aprovechar las ventajas logísticas que ofrece el enclave, dado que en los últimos años han registrado un bajón en ingresos por diversas situaciones políticas y económicas a nivel global.

Según la información oficial, en el primer trimestre de 2019 la ZLC sufrió una contracción en su actividad comercial teniendo un -15.3 % en las importaciones y -11.0 % en las reexportaciones.

Para visualizar un mejor panorama, el gerente de OMNI.PRO, Rubén García, señaló que los usuarios de ZLC han concentrado su atención en la distribución al por mayor y redistribución de mercancías; y que ahora deben ver la gran oportunidad para crecer en el segmento de ventas directo al consumidor, que a nivel regional subió en los últimos 5 años un 25 %.

Este cambio marcará un hito en la historia del puerto franco panameño, que hasta ahora solo podía vender a los extranjeros turistas al menudeo, no a los panameños, porque sólo facturaban la mercancía y la ponían en el aeropuerto o puerto de embarque del comprador.

Según estudios de OMNI.PRO, en el 2018 la región latinoamericana vendió 58.000 millones de dólares a través de comercio electrónico, de los cuales 15.000 millones fueron de ventas transfronterizas. La firma consultora estima que para el 2022 este número de ventas a otros países alcance los 54.000 millones, una oportunidad atractiva para empresarios.

“El ecosistema de acceso internet, método de pago y transporte ya existen, ahora se debe transformar la zona franca para que aproveche las ventajas estratégicas a largo pazo. Este mercado es bastante grande, y si captura sólo una fracción podría duplicar su capacidad exportadora”, destacó García.

Para exponer el potencial de la ZLC, el directivo explicó lo que sería la zona franca si la plataforma digital estuviese en ejecución. En ese sentido, hoy el emporio comercial registraría ingresos de unos 3.200 millones de dólares más, y para el 2022 unos 14.000 millones.

Pronosticó que si se cumple los pasos para que florezca el ecosistema del comercio electrónico, la ZLC podría mover entre 500 millones de dólares a 8.000 millones de dólares hasta 2022. Además, podría pasar de mover unos 8,3 millones de paquetes a unos 134 millones de paquetes al año referente al segmento de comercio electrónico.

Precisó que para convertir a la ZLC en líder de este segmento es necesario también que se reduzca la tramitología, mejore los métodos de automatización, promueva soluciones logísticas como la incorporación de estafetas locales como un canal de exportación viable, rápido y moderno.

Así como la creación de la “Dirección de Comercio Electrónico” con un eje público-privado para incentivar a los usuarios de la ZLC, y a la vez atraer a gigantes de las compras en líneas como Amazon, Alibaba y Falabella para que se puedan establecer como centros en Panamá.

Indicó que una buena cadena de suministro juega un rol cada vez importante en la conveniencia para comprar, ya que el 64 por ciento de los clientes que compran en línea tienen la expectativa de que sus productos lleguen de 1 a 2 días.

La zona franca, que se encuentra junto a la entrada Atlántica del Canal de Panamá y representa el 8,5 % del producto interno bruto (PIB) del país, genera unos 18.000 empleos y en ella operan 3.000 empresas dedicadas a las reexportación.

La actividad comercial en la zona libre creció un 4,8 % en 2018 hasta los 20.581 millones de dólares, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec).

El movimiento en 2017 fue de 19.713 millones de dólares, un 0,3 % más que en 2016, de acuerdo con los datos oficiales.

El emporio comercial atravesó una grave crisis entre 2013 y 2016, debido principalmente a la situación económica de Venezuela, a los aranceles que Colombia aplica a las reexportaciones de algunos productos como calzados y textiles y a la revalorización del dólar, que descalabró al peso colombianio más del 30 por ciento.

China, con quien Panamá estableció relaciones diplomáticas en junio de 2017 y negocia actualmente un tratado de libre comercio (TLC), es el mayor proveedor de la zona franca panameña y el segundo usuario del Canal de Panamá, que pasa a un lado del puerto franco.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed