MENU
skd182302sdc

Panamá y Colombia pueden llegar a la OMC

20 octubre, 2014 • Economía

Luis M. Blanco B.
elfinanciero@efpanama.com
El Financiero

Panamá tiene en sus manos llevar a la Organización Mundial de Comercio
(OMC) a Colombia, por segunda vez esta década, por haberla declarado
un paraíso fiscal, si hasta este martes Bogotá no quita a los
panameños de esa lista, considerada discriminatoria.
Colombia amenaza con aplicar sobretasas y barreras al comercio con
Panamá porque este país no aceptó firmar un acuerdo de intercambio de
información fiscal redactado por los colombianos que los panameños
rechazaron por inconveniente, luego que Bogotá tampoco aceptara las
fórmulas propuestas por sus vecinos y compatriotas hasta 1903.
La semana que pasó un intercambio diplomático se desarrolló
frenéticamente luego que la Cancillería panameña rechazara
categóricamente la calificación colombiana y anunciara medidas
recíprocas.
Panamá tiene “un abanico” de posibilidades en el marco de la Ley de
Retorsión, un menú que ya le entregó a Colombia el viernes pasado por
intermedio del ministro de Comercio e Industrias, Melitón Arrocha,
quien viajó con ese propósito a Bogotá.
“Tengo esperanzas que Colombia retire a Panamá de la lista antes de
éste martes”, enfatizó Arrocha a los periodistas y admitió que
“prefiero callar mis reacciones personales sobre el tema en aras del
trabajo de equipo”.
De hecho, la posición del gobierno de Panamá es “prudente”, ante la
realidad de que exigirle visa a los turistas colombianos se volvería
en su contra al ser ese país uno de los mas importantes emisores de
visitantes a territorio panameño, por lo que esa medida de retorsión
quedó virtualmente descartada.
Tampoco hay apoyo a suspender las concesiones del Tratado de Montería,
que le da a Colombia la cortesía de pasar sus buques de guerra por el
Canal de Panamá sin el pago de peajes, pues no representa ni el
cienmillonésimo de ingresos anuales de la ruta y mezclaría a la vía
acuática en una controversia que puede vulnerar su Tratado de
Neutralidad.
Lo que sí puede hacer Panamá es deportar a Colombia el más de un
millar de presos que contribuyen al hacinamiento de las cárceles
panameñas, la gran mayoría por narcotráfico, o el prohibir la
participación de empresas públicas y privadas colombianas en
licitaciones del Estado panameño.
Pero, como admitió Arrocha, hay que apostar al diálogo y la
concertación antes que la situación se desborde, pues las acciones
discriminatorias colombianas se empezarían a aplicar a partir del
próximo 1 de enero, lo que “da un tiempo” para solucionar el
contencioso, apuntó.
En juego también están “cientos de millones de dólares” de inversión
panameña en Colombia y viceversa, aceptó.
Del lado de la OMC, su portavoz el español, Joseph Bosch, dijo en la
capital panameña que no ve posibilidades “de una guerra comercial
entre Colombia y Panamá” porque “la tradición entre los dos países es
llevar al diálogo la solución de diferencias”.
Bosch señaló  que “es normal que existan diferencias entre naciones
con tan intenso intercambio comercial” y precisó que, eventualmente,
si el caso llegara al Organismo de Solución de Diferencias, por parte
de cualquiera de los dos países, se examinaría y resolvería en un
plazo que, dependiendo de su complejidad, puede tomar de un año a
quince meses.
Si Panamá tuviera razón y Colombia no aceptara que es así, la OMC
elevaría el caso a un panel más amplio y podría aplicar sanciones a
quien se niegue a aceptar su fallo.
Desde el sector privado panameño hay un clamor casi unánime al
gobierno de aplicar sanciones a los colombianos por calificar a Panamá
como un paraíso fiscal, lo cual el expresidente de la Cámara de
Comercio, Adolfo Linares, calificó como “una puñalada por la espalda”.
El 18 de junio de 2013 Panamá presentó una reclamación contra Colombia
ante la OMC por “Medidas relativas a la importación de textiles,
prendas de vestir y calzado”, signado con la clave WT/DS461, alegando
violaciones al acuerdo del GATT, pero que al último día del año pasado
no había constituido el Grupo Especial, según el informe anual de la
organización.
Bosch explicó que en septiembre de este año se formó el panel de tres
expertos, los que se espera emitan su informe antes del fin de 2014.
Colombia alega desde hace años que desde la Zona Libre de Colón se
llenaba su mercado de textiles y calzados de manufactura china que
ingresaban de contrabando y le hacían competencia desleal a su
industria nacional, por lo que aplicó aranceles a esas reexportaciones
panameñas, que Panamá denunció ante la OMC por considerarlo
discriminatorio.
Desde que hace quince años Panamá se incorporó a la OMC, ha
participado en siete reclamaciones y ha sido demandado una vez.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed