MENU

Política y Economía: Hacia dónde nos llevan

10 junio, 2018 • Editorial

Cuando se habla de política y economía en una sociedad, no se puede desvincular la una de la otra, porque están entrelazadas, ya que la primera es la que dicta las normas sobre las cuales se van a fundamentar las decisiones del Estado, mientras la otra ofrece las herramientas y escenarios que permiten se estructuración.

Una buena política -y no nos referimos a la política partidista- puede conducir por el camino correcto a una nación y por ende tiene efectos positivos sobre la economía que se reflejan en mejoras de las condiciones de vida de los ciudadanos. Todo lo contrario ocurre cuando no hay una política definida o se cambia en el camino, lo que trastoca el rumbo a seguir.

En el caso de Panamá esta política no ha tenido una dirección constante y por ende eso nos está llevando a una situación económica que no se esperaba para esta época. Los cambios de rumbos han hecho que la economía no se mantenga estable y haya sufrido cambios bruscos que están repercutiendo en los ciudadanos que ven cómo se desmejora su calidad de vida y pierden oportunidades de mejora.

Este año ha sido difícil para todos porque no se ve una política definida y orientada a cambiar el rumbo que llevamos, el cual se evidenció desde principios del año, cuando varios sectores dieron muestras de debilidad y que necesitaban nuevos motores de impulso a través de una política de Estado.

Intentar hacer que esa política funcione de manera aislada desde el gobierno, es ilógico. En estos momentos se demanda una participación conjunta entre todos los sectores de la sociedad para definir esa política, que impacte a la economía y dinamice el crecimiento. 

Hoy, hay tres factores que inciden en que esa política no se de. Primero, la división y pugna entre órganos del Estado, el distanciamiento entre el sector público y privado y tercero, el inicio de una campaña electoral que producirá cambios en el engranaje político del país.

Es primordial que sobre los dos primeros se empiece a trabajar y a buscar soluciones. No podemos seguir así, hay un clima de negocios que no genera confianza, ni incentiva la inversión. Las señales no son halagadoras y eso se está reflejando en todo el país.

Quedan sólo seis meses de este año, se necesitan acciones ya, para intentar revertir el rumbo que lleva el país. Si todos se proponen a hacerlo es posible lograr algo, de lo contrario el 2018 será un año crítico para muchos. Al primer ciudadano de esté país le toca la tarea de hacer que esto sea posible. En sus manos está hacer que el barco se enrumbe por la senda correcta, pero eso depende de qué política adopte para impactar la economía.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed