MENU
postpanamax

Postpanamax crean dilema en puertos latinoamericanos

27 septiembre, 2013 • Logística

La posibilidad de que los buques Postpanamax puedan atravesar el nuevo Canal ampliado ha motivado que muchos de los países de la región tomen la decisión de ampliar sus facilidades portuarias, con el objetivo de recibir estas descomunales naves y aprovechar esta nueva oportunidad que ofrece la nueva vía acuática que se construye en territorio panameño.
Pero ¿Los puertos latinoamericanos tienen la necesidad o la obligación de invertir en infraestructura para recibir los grandes buques megaportacontenedores?
La respuesta de Julián Palacio, director ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Puertos y Terminales (Latinports), es que esas inversiones no son necesarias, ya que los países tienen que preocuparse más por la infraestructura para transportar la carga de los puertos a los centros de consumo que es donde realmente están las necesidades de inversión.
Actualmente varios países de América Latina preparan sus puertos para la futura expansión del Canal de Panamá, invirtiendo enormes cantidades de dinero en iniciativas de dragado y ampliación para convertir sus instalaciones en polos regionales que les permitan manejar grandes buques de contenedores.
Perú, Chile y Ecuador se encuentran entre ellos, pero según Palacio, sus programas de inversiones portuarias parecerían olvidar la necesidad que tienen de mejorar su infraestructura general de transporte.
Palacio sostiene que los países de la región deben prepararse para la nueva realidad de los buques Postpanamax, pero dándole una dimensión justa a las inversiones correspondientes. Según él, estos buques, conocidos como megaportacontenedores, no llegarán a América Latina en muchos años por un asunto de economía de mercado.
Para Palacio, la llegada de buques de esas dimensiones a la región es improbable puesto que no existe la carga suficiente para recibirlos. Por el contrario, éstos van a llegar a cuatro o cinco puertos del mundo que se encuentran en la ruta este-oeste de los países desarrollados. En la ruta norte-sur de América Latina van a moverse buques de menor tamaño.
En Costa Rica, por ejemplo, se están preparando para recibir buques de entre 15.000 y 18.000 toneladas. De acuerdo con Palacio, sería más prudente que un país con una economía pequeña hiciera inversiones dosificadas en dragados para los buques que arribarán en las próximas décadas, en vez de pensar en un dragado para recibir buques que nunca van a llegar.
Por eso, en vez de concentrar porcentajes muy altos de recursos en adecuaciones para los buques más grandes del mundo, los países de la región deberían mejorar su infraestructura general de transporte buscando reducir los costos internos de transbordo, que son excesivamente altos. “Es más barato mover una carga desde China hasta cualquier país de Latinoamérica, que moverla desde el puerto hacia el interior del país. Entonces algo está fallando”, concluye el experto.

Redacción
elfinanciero@efpanama.com

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed