MENU
portada 271

Relaciones Panamá-China entran en nueva etapa

21 julio, 2019 • A Fondo

Las relaciones diplomáticas entre Panamá y China, que habían alcanzado una intensa dinámica tras haber sido establecidas el 13 de junio de 2017, parecen haber entrado una nueva etapa luego de la asunción el pasado primero de julio del presidente panameño Laurentino Cortizo.

El estilo de gestión más cauteloso del nuevo gobierno panameño, y que ha subrayado el interés en que la educación sea un propósito estrella, frente a las deficiencias que tiene en la materia el país,  podría incidir en el enfoque de esta cooperación, cuya voluntad de mantenerla y seguir avanzando fue reafirmado en reunión sostenida en la capital panameña por Cortizo y funcionarios chinos el día anterior al acto posesión.

El mismo día se reunió Cortizo con la delegación estadounidense que vino con motivo de la ceremonia de asunción, y encabezada por el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

Felipe Chong Cen, el menor de tres hermanos,  y quien recientemente asumió la presidencia de la Asociación de Profesionales Chino-Panameña (Aprochipa), para el período 2019-2020, comparte su visión sobre las oportunidades que observa en la aún nueva relación entre el país asiático y Panamá.

Nació en Panamá y aprendió de su padre de origen chino, Chong So Tak, quien había llegado al país a finales de 1984, del trabajo de producción del tofu, lo que alentó luego a estudiar gastronomía y graduarse con honores en la Universidad Interamericana de Panamá, además de especializarse.

El nuevo presidente de Aprochipa, tiene 29 años y trabaja en un libro sobre la gastronomía china latinoamericana, recopilando historias, que quisiera presentar en la Feria del Libro de Panamá en 2020.

Ve además en la gastronomía un gran potencial para Panamá, según lo que expresó en amplió diálogo con El Financiero, en el que habló además de los retos y proyectos que tiene en mente para seguir estrechando el vínculo iniciado hace más de 160 años con la llegada de los chinos de ultramar a territorio panameño, entre los cuales los relacionados con la educación ocupan también un lugar especial.

 

¿Cómo ve este momento en las relaciones entre China y Panamá,  y que aporte puede hacer  Aprochipa? 

Estamos en una coyuntura bastante particular, por un panorama ahora, luego del establecimiento de relaciones diplomáticas durante la administración del presidente panameño Juan Carlos Varela, en el que quizás se sea muchísimo más selectivo, en el sentido que no se va a dar tantos beneficios por parte del gobierno (de Cortizo) hacia la contraparte china, obviamente por el tema del nacionalismo que hay, y mucho de la protección -a lo nacional-   (…).  Eso está bien, porque no todo tiene que ser sin escrutinio o sin algún tipo de supervisión.  Para mí importante que las cosas se den por el beneficio de ambas partes, de manera igualitaria.

Nosotros como Aprochipa hemos venido trabajando con la embajada China en Panamá a través de invitaciones a nuestras jornadas de capacitación, y nosotros como gremio, sentimos que somos un brazo muy importante para la embajada, ya que manejamos la esfera panameña y la esfera de la cultura china. Tenemos esa mezcla que nos hace tan únicos y nos distingue de otras asociaciones, por lo cual la embajada china y hasta la Asociación China tienen lazos muy fuertes con nosotros,  

tanto de trabajo como de cooperación.

 

¿Qué esperarían en esta nueva etapa en Aprochipa?

De parte de la Asociación,  junto con la embajada china nos gustaría empezar proyectos de becas,  que sabemos que en el pasado fueron mal utilizadas por personas que iban a Cuba en teoría a desarrollarse,  y creo que con Aprochipa podríamos realizar un programa de becas en el cual podamos gestionar, a través de concursos o a través de algún tipo de rúbrica o de selección, candidatos que le vayan a sacar el mejor provecho a este beneficio, y que cuando vuelvan a  Panamá puedan aplicar ese conocimiento en la esfera pública o en la esfera privada.

Por otra parte, Aprochipa, junto con el gobierno nacional, queremos impulsar mucho lo que es la parte de la cooperación  y lo que es la parte de la cultura china en Panamá. 

Creo que la aprobación del Día de la Etnia China, que se celebre en las escuelas, marca un paso importante para darle esa importancia a esta cultura en el país.

Aprochipa puede aportar mucho para decir que estamos presentes y que estamos conscientes de que somos una nueva generación de paisanos, de chinos, o de personas de ascendencia china ansiosos de hacer muchas cosas, ya sea en el ámbito social o en el económico, tomando en cuenta que nuestros padres trabajaron muy fuertemente y que nos brindaron una educación, y que ahora estamos proyectando hacia otros vínculos o hacia otras cosas más allá de lo económico.

Estamos viendo paisanos destacándose en el gobierno, sea en empresas de tecnología, en el arte, en la cultura, y que son también actividades dignas y que dan esa variedad dentro de la comunidad per se.  

a fondo 1

 

¿Considera es un momento de consolidación en estas relaciones?

Creo que con la designación del ministerio de Cultura (que se tiene previsto crear en Panamá) y con todos los proyectos que tiene la alcaldía de Ciudad de Panamá se pueden realizar muchos proyectos, aprovechando además el marco de los 500 años de la fundación de la ciudad, y que Panamá fue designada ciudad gastronómica creativa por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Dentro de ese proyecto se consideraba la diversidad de comidas, entre ellas la china, y una de las investigaciones que realizo es cómo la gastronomía china o la comida cantonesa ha podido adentrarse dentro del ADN de la cultura del panameño.  Los Restaurantes Jenny o el desayuno chino se han vuelto parte de la cultura panameña, sin que sea algo que se diga.

Los Restaurantes Jenny y sus menú reflejan esa mezcla chino-panameña. Platos cantoneses, con toques occidentales, para el paladar occidental. 

 

¿Cuáles son los principales proyectos que tiene en mente?

Además de estrechar lazos, Aprochipa tiene un accionar muy grande y puede estar cooperando con otras organizaciones en Panamá, con la Secretaría Nacional de Discapacidad (Senadis), con la Ampyme (Autoridad de la Micro, Mediana y Pequeña Empresa). Podemos ser un eje de desarrollo muy grande también para las organizaciones no gubernamentales, con el fin de desarrollar posibilidades en la comunidad china o brindar nuestros talentos para que se expongan dentro de la esfera de la cultura panameña.

Queremos proyectar a Aprochipa como una asociación de profesionales como tal, trabajar más en la parte de la imagen corporativa. Ya, después de 52 años, es necesario tener bien establecido cómo queremos que Aprochipa sea reconocida,  no solamente por el Festival de Cometas y porque seamos chinos, sino como profesionales como tal, qué es lo que hacemos y cómo nos desarrollamos, y en qué basamos nuestro trabajo.

Adicionalmente, queremos impulsar más nuestra página web, que es aprochipa,org , y que actualmente está en mantenimiento,  y nos gustaría entablar más fuertemente el establecimiento de un museo chino, o un museo de la etnia china,  ya que en Panamá falta.

Hace unos cuatro años fuimos invitados a China, por estamentos del Estado chino, y en la exhibición de chinos de ultramar en el Museo de Nanjing estaba el obelisco que está cerca del Puente de las Américas,  y que celebra los 150 años de presencia china en territorio panameño.  Cuando vimos esto nos llenó de orgullo, porque dijimos que un pedacito de Panamá estaba en China, y pensamos en que ojalá Panamá pudiera tener ese museo.

Queremos tomar las riendas para hacer ese museo, y que sería un legado permanente.

Hacemos vínculos además para que las empresas encuentren personal formado, y apoyar con capacitaciones a personas en riesgo social.

 

¿Cuál es su enfoque en cuanto al tema migratorio?

Tocar ese nervio es como estar entre la espada y la pared, porque yo nací en Panamá, tengo mi idiosincrasia panameña, mi cultura panameña. Se que es un buen sancocho, se que es un carnaval.  Se la alegría y del diario vivir del panameño, pero conozco también la contraparte china por mis raíces, lo que me enseñó mi papá y lo que he vivido en China, y de mi familia.

Pero Panamá ha sido y será un país de tránsito.  (…), pero a veces el panameño no valora lo que tiene en suelo patrio, mientras afuera el mundo dice Panamá tiene eso, Panamá pudo hacer esto, y ven una tierra de oportunidades, y por eso es tan llamativo venir a Panamá y establecerse.

Son necesarios los controles migratorios, pero lo que no quiero que pase es que se haga -el cambio en la materia- desde el enfoque de la xenofobia, porque una cosa es controlar y otra cosa es odiar y hacer selectiva equis o ye nacionalidad.

El problema es cuando la corrupción tergiversa los procedimientos migratorios que se deberían de dar.

Debe haber una muy buena evaluación para quien quiera ejercer determinada profesión en Panamá sea muy bien evaluado, y que sea una persona sin un historial malo en su país  y que pueda comprobar su experiencia.  

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed