MENU
a fondo

Tecnología e innovación fundamentales para la Agenda 2030

6 agosto, 2018 • A Fondo

La tecnología y la innovación son medios fundamentales para la implementación de la Agenda 2030 y la Agenda de Acción de Addis Abeba, y sus avances ofrecen grandes promesas para erradicar la pobreza y promover el desarrollo sostenible, afirmó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Las declaraciones de Bárcenas se dieron durante una Mesa Redonda de Alto Nivel organizada por Egipto, en su calidad de Presidente del G77, y las Comisiones Económicas Regionales de las Naciones Unidas.

El evento “Tecnología e innovación para el desarrollo sostenible: experiencias regionales para promover el empleo juvenil y abordar la desigualdad” (Technology and Innovation for Sustainable Development: regional experiences to promote youth employment and address inequality), celebrado en el marco del Foro Político de Alto Nivel en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, fue moderado por Alicia Bárcena quien entregó una visión regional sobre los avances y desafíos de las nuevas tecnologías en América Latina y el Caribe.

Durante su intervención, Alicia Bárcena señaló que el acelerado cambio tecnológico y las disrupciones digitales están llamados a desempeñar un papel muy importante en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Añadió que los avances en genética, robótica, energías renovables, inteligencia artificial, entre otras tecnologías, ofrecen grandes promesas para erradicar la pobreza y promover el desarrollo sostenible.  

“Representan una oportunidad, pero solo si nuestras sociedades, si nuestros sistemas educativos y la forma en que generamos un nuevo pacto social entre los gobiernos, el sector privado, la academia y la juventud, cambian el paradigma a través del cual abordamos los problemas tecnológicos”, afirmó.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas destacó que en América Latina y el Caribe el uso de Internet alcanza al 60% de la población en su mayoría joven. Sin embargo, persisten brechas entre las áreas urbanas y las rurales, e importantes brechas de género que, entre otros, limitan el acceso de las mujeres a carreras científicas.

“Necesitamos avanzar más rápido en materia educativa, pero pensemos en qué tipo de educación necesitamos. Debemos pensar si nuestros sistemas educativos están listos para los desafíos futuros”, afirmó.

Agregó que se deben conformar nuevos ecosistemas digitales que permitan renovar modelos educativos y reducir brechas de acceso, aplicación e igualdad de género en el uso de las nuevas tecnologías y el futuro del trabajo. 

“Necesitamos ayudar a los jóvenes a entender las nuevas tecnologías, porque muchos de los trabajos que existen hoy no existirán en el futuro. Estamos preparando personas para trabajos que no existirán. El 65% de los niños que ingresan a las escuelas primarias tendrán empleos que no existen hoy en día”, señaló.

Alicia Bárcena destacó también la Agenda Digital eLAC 2020 herramienta regional que, a través de la cooperación, busca seguir avanzando en la inclusión, la digitalización de la producción, el desarrollo de las habilidades en la población así como promover el gobierno abierto y una gobernanza que estimule la colaboración entre países.

Mohamed Fathi Ahmed Edrees, por su parte, afirmó que durante la Presidencia del G77, Egipto ha establecido los asuntos de frontera como su prioridad y destacó que es crucial desarrollar análisis sobre el impacto de los problemas de frontera en la igualdad y aprovechar su potencial para crear empleo.

El Ministro Rodrigo Malmierca, en tanto, subrayó que la transformación de la tecnología tiene un gran impacto en los jóvenes y señaló que el progreso es limitado debido a la polarización y la baja educación.

Destacó que los análisis de la CEPAL ayudan a los países de América Latina y el Caribe a evaluar los efectos de las Tecnologías de Información y Comunicaciones para la generación de políticas públicas. 

Por otro lado, en otro foro de discusión organizado por Argentina también se indicó que el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus objetivos (ODS) requiere del impulso de la cooperación regional entre los países de América Latina y el Caribe.

En su exposición, Alicia Bárcena resaltó dos prioridades para avanzar hacia el cumplimiento de la Agenda 2030 en la región: reforzar la red de seguridad financiera de los países, fortaleciendo la provisión de financiamiento contracíclico para enfrentar los impactos externos y movilizando recursos para el desarrollo, junto con la promoción del comercio intrarregional como paso fundamental para la integración; e impulsar la banca de desarrollo, en su rol de proveedora de financiamiento para proyectos de infraestructura, producción, desarrollo social y de mitigación frente al cambio climático.

Igualdad de género es imprescindible para el desarrollo sostenible 

Por otra parte, la tarea de avanzar en la autonomía de las mujeres y la igualdad de género en América Latina y el Caribe no solo es un asunto de justicia social sino que también un factor imprescindible para el desarrollo sostenible de los países de la región, fue una de las con conclusiones a que llegaron Ministras de la Mujer, especialistas y funcionarios internacionales que participaron en la quincuagésima séptima reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe en la sede de la CEPAL en Chile.

Junto con reconocer avances en los últimos años en materia de igualdad de género, Bárcena llamó a continuar en esta senda, especialmente considerando el actual contexto global, plagado de incertidumbres en materia geopolítica, económica, comercial, ambiental y social, tensiones que ya están impactando a la región, dijo.

“La esquiva autonomía económica de las mujeres seguirá siendo una de las prioridades de la CEPAL. Se trata de romper el silencio estadístico respecto al trabajo total de las mujeres y respecto a la desigualdad de ingresos, de riqueza y de acceso pleno al mundo laboral con todos los derechos. Se trata de romper el techo de cristal de una vez por todas”, planteó la alta funcionaria.

Bárcena pidió a los países a avanzar con paso firme en la implementación de la Estrategia de Montevideo para la Implementación de la Agenda Regional de Género en el Marco del Desarrollo Sostenible hacia 2030, hoja de ruta aprobada en 2016 durante la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que será evaluada en la XIV Conferencia que tendrá lugar en 2019 en Santiago de Chile.

“Estamos convencidos de que desatar los nudos críticos de la desigualdad de género que se abordan en la Estrategia de Montevideo es una cuestión de justicia y que es urgente pasar de la cultura del privilegio a la cultura de los derechos y de la igualdad. La cultura del privilegio se expresa en la jerarquización y valorización de lo masculino y cristaliza y reproduce las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres en el tiempo. Se manifiesta en el acceso desigual al poder y a los recursos y en el uso del tiempo”, explicó.

Por su parte, la Ministra Isabel Plá afirmó que “Chile, y muy particularmente el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, no solo ha ratificado su compromiso con la Estrategia de Montevideo, sino que estamos también impulsando una agenda muy desafiante porque nos hemos propuesto dar saltos significativos en materia de equidad de género”. 

Plá manifestó la satisfacción del Gobierno de Chile de acoger la próxima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, la cual aseguró “ha dejado una huella muy importante en los últimos 40 años” en la región.

En este marco, la Ministra chilena llamó a desarrollar los debates de la Conferencia bajo tres ejes principales. El primero de ellos, dijo, tiene relación con la necesidad de contar con democracias fuertes, crecimiento económico y sociedades respetuosas con los derechos humanos. El segundo, agregó, es la convicción de que la igualdad de género, además de un acto de justicia social, es un desafío de progreso. Y el tercero, apuntó, es la obligación de transversalizar la agenda de género en los Gobiernos, la empresa privada, la sociedad civil, los hombres y las mujeres.

Finalmente, Silvia Rucks, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, destacó la importancia de contar con estos espacios para que los países de América Latina y el Caribe pueden exponer los desafíos pendientes en materia de igualdad de género y avanzar unidos. 

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed