MENU
mercado

Trump: “Demolition man”

16 junio, 2018 • Mercados

José A. Montenegro

Economista y Periodista

La economía estadounidense, va bien y seguirá bien por un tiempo. Y los mercados lo saben. Se lo anticipé hace ya unos meses en esta columna, cuando arreciaban las profecías de que el mercado bull estaba terminado. La economía de este país “de momento” sigue sana. Mantiene la inercia de años de hacer las cosas correctamente, que además han coincidido con ese “crecimiento global sincronizado”, que disfrutamos los últimos tiempos.  

Pero los cada vez más frecuentes envites al orden económico global establecido que protagoniza paradójicamente Estados Unidos, terminarán pasando factura y haciendo cambiar ese sendero virtuoso.

La semana pasada “The Economist”, titula su editorial “Demolition Man”, y en portada una afortunada ilustración, representa a Donald Trump subido a una bola del mudo/bola de demolición de construcción, a lo Miley Cyrus en su exitoso vídeo del tema “Wrecking Ball”. Y bueno, a  lo largo del artículo, se insiste una vez más, sobre la  temeraria forma en la que Trump está conduciendo, -en esta ocasión-, las relaciones internacionales. El editorial, termina recordando una frase de Henry Kissinger: “Order cannot simply be ordained; to be enduring, it must be accepted as just”, ( El Orden, no puede solo ser impuesto; para ser duradero, debe ser aceptado como justo”).

El orden internacional que nos dimos tras la II Guerra Mundial, que tanta paz y prosperidad ha dado al mundo, -por supuesto con sus defectos y equivocaciones-, está apoyado en un sistema político democrático de defensa de la libertad y estado de derecho. Y económicamente en una serie de reglas de libre mercado, y libre comercio. Que insisto, son mejorables, pero nadie civilizado cuestiona en su esencia. Un orden que además, -y por ser el país líder mundial hasta la fecha-, ha sido modelado a la medida de los deseos y aspiraciones de Estados Unidos.

Pues bien, hete aquí que en este punto, llega a la presidencia del país Donald Trump, y todo ese equilibrio se pone en cuestión. Supuestamente se trata de “tácticas de negociación”. Pero cualquiera que sepa algo del tema, pone inmediatamente en cuestión ese punto. Las guerras comerciales, el aislacionismo, la defensa del carbón, el rechazo de la protección del medio ambiente, las alabanzas y componendas con  dictadores, y los inapropiados insultos a dirigentes aliados democráticos , son una lista  que preocupa  cada vez más. Justo o precisamente,  por ese potencial autodestructivo que enfatiza “The Economist” en su último editorial.  Feliz Semana.  

El autor es Editor-in-Chief DesdeWallStreet.com, 

Director y presentador  del programa  GloboEconomía de CNN.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed