MENU
estilo2

Una nueva batalla contra uno de los animales más mortífero del mundo

25 septiembre, 2017 • Estilos de Vida

El mosquito Aedes Aegypti es una pequeña amenaza con repercusiones alarmantes; desde trastornos neurológicos hasta producir la muerte. Han sido cuantiosas las inversiones económicas y pérdidas humanas incalculables en todo el mundo.

Las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti son un problema de salud pública, ante lo cual se hace necesario recurrir a tecnología de punta para su definitiva erradicación. Paralelamente a medidas tradicionales, hoy existe la oportunidad de combatir al mosquito Aedes Aegypti a través de su modificación genética. 

En el ciclo normal de la transmisión de las enfermedades, son las hembras Aedes Agypti, las cuales se alimentan de la sangre para desarrollar sus huevos. Cuando una hembra se alimenta de la sangre de una persona infectada, y luego pica a otra, es allí donde se propaga la enfermedad. Mientras que los machos solo se alimentan del néctar de las flores; por lo que no transmiten la enfermedad. 

Actualmente existe una tecnología desarrollada por la empresa Oxitec, que consiste en esparcir mosquitos machos genéticamente modificados para que se crucen con hembras silvestres. La compleja tecnología genética que sufrirá el mosquito en su estado embrionario conlleva a su muerte en el estado de larva, sin llegar a una etapa adulta. De esta manera se disminuye la propagación de la enfermedad. 

La metodología consiste en hacer liberaciones de mosquitos machos de forma periódica, para que los brotes de estas enfermedades vayan disminuyendo de manera paulatina hasta su completa erradicación. El éxito en campo suprimiendo esta especie es hasta un 99%; “Brasil es el mejor ejemplo, en el municipio de Piracicaba en el Estado de Sao Paulo, donde se reportó una reducción de 98% de casos de dengue durante el primer cuatrimestre de 2017; en cuanto al virus del ZIKA, no se han reportado casos, mientras que en el 2016 solo en los primeros tres meses ya se habían reportado 65 casos. El Chikungunya, igualmente importante, aunque en menor escala; de 9 casos el año pasado, este año solo se han reportado dos.  

La batalla en Panamá contra el mosquito Aedes Aegypti se remonta al año 1985; cuando posterior a una década de erradicación exitosa del vector se da su reinfestación a causa de circunstancias como el crecimiento poblacional; problemas en la recolección de desechos y escasez de agua, que llevó a personas a adquirir hábitos de recolección en recipientes, lo que sería 30 años después una de las principales causas de infestación en el país. 

No fue hasta ocho años después de esta reinfestación, en 1993, que se reportaron los primeros casos de brote de dengue en el distrito de San Miguelito, el segundo más poblado de la República, después del distrito de Panamá. Hasta ese año, Panamá era el único país de Centroamérica sin experimentar una epidemia, a pesar de haberse detectado la transmisión del virus, debido a la implementación de programas de vigilancia, control y detección temprana del mismo. Dos años más tarde, estudios demostrarían que las epidemias se presentan a pesar de estas medidas; consideradas eficaces para la época. 

En 1995, se marca un antes y un después, inicia oficialmente la batalla contra una especie, que no solamente muestra su resistencia a insecticidas y otras medidas aplicadas, sino que se comprueba su letalidad. A partir de este año inician a reportarse defunciones y un aumento considerable en casos de dengue a lo largo y ancho de la geografía nacional. Al cierre de junio de 2017, el Ministerio de Salud había contabilizado alrededor de 1036 casos. Aunado a esto, surgen nuevas enfermedades transmitidas por el mismo vector, el cual puede ser considerado, uno de los animales más mortíferos del mundo. 

La incidencia de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti se ha incrementado de forma dramática en los últimos años, en el 2015 se reportaron lo primeros tres casos del virus del ZIKA en Panamá, esta vez en la Comarca Guna Yala. Ante este nuevo brote, las autoridades nuevamente toman acciones de prevención y control, además incluyen dentro de su programa la eliminación de criaderos, nebulizaciones y educación a la comunidad. 

El ZIKA además de ser un virus con altas capacidades de extensión, tiene una particularidad que la diferencia del virus del dengue, a pesar de contar con la misma sintomatología, está vinculado con la microcefalia, -cerebros pequeños en niños recién nacidos- e inflamación del cerebro que ataca el sistema nervioso. El reporte de epidemiología del Ministerio de Salud, arroja que a diferencia del 2016, donde se reportaron 39 casos de ZIKA en mujeres embarazadas; al 8 de julio de este año, 22 mujeres embarazadas han dado positivo a estas pruebas; aún así las autoridades muestran preocupación por el aumento de la letalidad, alcance y proliferación de este y otros virus, para los cuales a la fecha no existe vacuna, tratamientos y ningún diagnóstico rápido. 

Las inversiones económicas en programas de salud son incuantificables, pese a estrategias como jornadas de nebulizaciones, insecticidas, educación a la población, eliminación de criaderos, el mosquito Aedes Aegypti ha demostrado su resistencia a estas y otras herramientas que datan de más de 60 años. Hablamos de un ente transmisor de enfermedades que han estado presentes en el mundo por más de medio siglo, las primeras epidemias relacionadas al dengue se desarrollaron a mediados del siglo pasado en el continente asiático, y el ZIKA fue descubierto como virus letal en 1947 en el continente africano. 

Actualmente, diferentes laboratorios continúan trabajando en el desarrollo de vacunas y en la modificación genética del mosquito. Panamá hoy cuenta con la oportunidad de convertirse en el primer país de Centroamérica en ser pionero en una nueva etapa de lucha contra el mosquito, con la tecnología de control de vector Aedes Amigable de Oxitec.

Archivos realcionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

« »

UA-52899579-1
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinCheck Our Feed